/
/
/
/
/
/
   
Más de 500 agentes pastorales asistieron a la Asamblea Diocesana

Con la presencia de agentes pastorales de las cinco zonas de la Diócesis de Talca, se desarrolló una nueva Asamblea Diocesana en dependencias del Instituto Santa Marta de Curicó, el sábado 9 de abril.
Lunes 11 de Abril del 2016
  
Este año fue especial, pues todas las actividades se hicieron en el marco del Año de la Misericordia. En total fueron aproximadamente 500 personas las que participaron de esta instancia en donde, además, se realizó el Jubileo de los Agentes Pastorales, la cual estuvo coronada por una peregrinación jubilar que tuvo como punto culmine el cruzar la Puerta Santa, instalada en la capilla del recinto educacional, para luego pasar a una liturgia penitencial en donde los Agentes Pastorales pudieron recibir el sacramento de la Confesión.

La gente comenzó a llegar al Instituto Santa Marta alrededor de las 09:00 de la mañana, momento en el cual se les dio una acogida y, posteriormente, un saludo inicial.

Sanar la historia
En sus palabras de bienvenida, nuestro obispo, Monseñor Horacio Valenzuela Abarca señaló que las bases de la confesión es exponer con sencillez lo que se hizo, para que nuestra historia pueda ser sanada.

“Eso es la confesión, eso es la base del Jubileo, que mi historia sea sanada. Jesús no olvida mis pecados (…) Nosotros lo que más recordamos es el amor que nos han tenido, es lo que más se guarda en lo profundo del alma, el amor con que nos han tratado”, expresó.

Posterior a eso tomó la palabra el Vicario Pastoral de la Diócesis de Talca, Padre Felipe Egaña Baraona, quien hizo hincapié en el momento especial que se viviría.

“Esperamos tener una hermosa liturgia, especialmente penitencial, en la cual podamos celebrar el Jubileo y podamos cruzar la Puerta Santa, celebrar el sacramento de la Reconciliación y así también acoger con gozo la indulgencia que este año trae”, mencionó.

Confesiones
Tras cruzar la Puerta Santa Jubilar, los agentes pastorales fueron invitados a celebrar el sacramento de la Confesión, para lo cual numerosos sacerdotes entregaron el perdón del Señor en los patios del centro educacional.

Una vez finalizada la Liturgia Penitencial, se desarrolló el tradicional compartir en el patio del Instituto Santa Marta, en donde todos conversaron alegremente con un café y el infaltable pan de huevo. Además hubo una feria en donde los asistentes pudieron adquirir productos religiosos, principalmente.

Después se hizo un homenaje a tres destacados Agentes Pastorales, estos fueron Juan Chamorro Urra, de la parroquia El Sagrario de Talca, Esaú Ramírez Bravo, de la parroquia El Rosario de Curicó y la Madre Irene García de Prado, fundadora de la Congregación del Buen Samaritano.

Seguidamente se dio la bienvenida a los religiosos y religiosas que se han incorporado a nuestra Iglesia Diocesana en este último año.

Fuente: Comunicaciones Talca


Curicó, 11/04/2016

 
Galerías Fotográficas