/
/
/
/
/
/
   
Iglesia hace ver los problemas que sufren trabajadores y cierre de empresas

Con presencia de autoridades, organizaciones sindicales y numerosos trabajadores, se celebró la Misa de san José Obrero, en la Catedral de Concepción, acción que fue presidida por Monseñor Fernando Chomali.
Domingo 01 de Mayo del 2016
  
En su homilía, el Arzobispo de Concepción dio gracias por todas las personas que trabajan con esfuerzo, que llevan el pan a la casa diariamente y que les permite vivir. “Todos vivimos gracias al trabajo de los demás y que nos procuramos recíprocamente”, señaló.

Reconoció que hoy, existen muchos problemas en el ámbito laboral, en el país. “Hay problemas, porque muchas personas trabajan en condiciones inadecuadas y hay una gran discriminación respecto a la mujer, que es un tema que debemos asumir con mucho más cuidado”, acotó.

Planteó que “a muchas personas no les pagan sus trabajos, por ejemplo. Todavía está en el corazón de muchos lo que sufrieron en los trabajadores y contratistas que construyeron el mall del centro de Concepción, como también lo que sufrieron los trabajadores en la mina Santa Ana de Curanilahue”.

En su mensaje, Monseñor Chomali hizo ver cómo el sistema actual que ha operado en Chile ha llevado al cierre de importantes industrias de la zona y del país. “Da pena ver el carbón totalmente desmantelado, da pena ver que las fábricas de calzado y textiles de esta región han tenido que cerrar y detrás de esos cierres hay un dolor muy grande para los trabajadores y sus familias y para la sociedad”.

En este sentido, también se refirió a la compleja a situación que enfrenta CAP Acero, “donde ha habido una fuerte disminución de trabajo y los sindicatos están muy preocupados; me hice eco de esta situación y les he dicho que todo lo que esté de mi parte por ayudarlos, lo haré, para que ojalá no pierdan la fuente laboral y Huachipato siga siendo una empresa importante”.

Sobre el sindicalismo dijo que es la forma que tienen los trabajadores de vincularse con la empresa y afirmó que “es muy mala señal que se vean como enemigos, ya que deben ser aliados en búsqueda del bien común. Una empresa es exitosa no sólo cuando tiene logros económicos, sino también cuando los trabajadores están adecuadamente recompensados”.

Comentó, además, que “entre los temas pendientes con los trabajadores está la cesantía, ya que muchas empresas cierran en virtud de la situación económica y la gran brecha entre los menos que ganan mucho y muchos que ganan poco. El tema de fondo es que Dios distribuye por igual todos los carismas y las inteligencias y hay un vínculo muy grande entre el colegio que estudia la persona y su futuro. Eso hay que quebrarlo y el Estado debe procurar que todos tengan las posibilidades de estudiar y desarrollar sus inteligencias. Hay un vínculo directo entre la educación y el empleo”.

Finalmente, apuntó a que “el actual modelo no genera fraternidad y está centrado en un excesivo individualismo y afán de lucro y no reconoce que somos todos hermanos. Estamos vinculados por otros factores, lo económico se ha levantado como la bandera de desarrollo y hay desarrollo que es igual o más importante como son el desarrollo humano, cultural y de la fraternidad. Chile tiene un alto grado de depresión y también vemos que los jóvenes se quejan que están solos. La Iglesia tiene la obligación de hacerlos ver”.

Durante la Eucaristía, se donaron cajas con alimentos para familias de trabajadores y trabajadoras que lo están pasando muy mal. Al término de la Misa, Monseñor Chomali bendijo herramientas de trabajo y entregó un documento de la Pastoral del Trabajo.

- Texto completo de la homilía


Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 01/05/2016

 
Galerías Fotográficas