/
/
/
/
/
/
   
Maringwe 36, Theketa

Publicamos una nueva carta del padre Roberto Guzmán, quien testimonia a Cristo en Mozambique. A través de su detallada bitácora que comparte con Iglesia.cl desde enero de 2003, es posible vislumbrar cómo la palabra del Señor, fortalece los corazones.
Jueves 05 de Mayo del 2016
  
Yo creo que cada uno de nosotros tenemos nuestras contradicciones y yo tengo las mías. Estoy lleno de ellas… Una de esas es estar ahora en la lejana aldea de Theketa viviendo un ambiente de fraternidad y comunión que hace mejor cualquier calidad de vida humana; aunque la comida sea 'fome', alcanza para todos, aunque haya que ir a buscar agua en bidones como a un kilómetro pero hay tiempo para ello y la conversa del camino es siempre muy entretenida; los chicos tocando batuques, las niñas danzando y los adultos contándose la vida muertos de la risa, incluyendo a Andrea, enfermera obstetra y a Juan Cristóbal, agrónomo, que han venido por 6 meses pero quisieran volver y quedarse más. Es indudable que el trabajo de Andrea en el hospital ha aportado para que las condiciones del parto mejoren y que Juan le ha puesto pino enseñándonos técnicas agrícolas y con todo eso se hace mejor la vida. Pero estamos ahora saboreando aprender a vivir con esta comunidad austera, simple, sin la estridencia de la tele, armónica… y temo mucho que se pierda este gustito a barro humano y fraterno trayendo el "desarrollo" aquí. Esta es una de mis contradicciones… No sé cómo superarla y me tensiona la guata y la oración. Igual confío en que Dios sabe lo que hace… Estoy confiado al Espíritu que anima la vida de las plantas, las moscas, los planetas y del hombre…

- Seguir leyendo la carta

- Cartas anteriores

Fuente: Padre Roberto Guzmán - Prensa CECh


Maringwe, 05/05/2016