/
/
/
/
/
/
   
Párroco de Puerto Aysén, Joel Fuentealba, celebró sus bodas de plata sacerdotales en la Capilla El Carmen.

Con una solemne eucaristía, el Padre Joel Fuentealba, Párroco de Aysén, celebró sus bodas de plata sacerdotales, el miércoles 18 de mayo a las 19.30 horas en la Capilla El Carmen en la comunidad de Puerto Aysén.
Jueves 19 de Mayo del 2016
  
A dicha instancia asistió la comunidad de Puerto Aysén y una pequeña delegación de Coyhaique para celebrar a través de una misa, donde el Padre Joel revivió y contó su experiencia de cómo optó por mantener una vida cercana a Dios a través de su consagración sacerdotal, todo esto en un marco de alegría y entusiasmo, característica que se hacen presentes en su quehacer diario.

El sacerdote, mencionó la importancia que tiene el sacramento del bautizo, ya que todos somos hijos de Dios de igual forma, sin distinción alguna: “el bautismo es el campo común en el cual nos movemos todos y es allí donde no hay diferencias entre Obispos, Sacerdotes, Diáconos y pueblo; allí por el bautismo somos todos iguales y todos tenemos también la misma gracia y responsabilidad que a ustedes yo les entrego a veces realmente heroica, manteniéndose firmes en sus comunidades con todas las dificultades que a veces tienen.”

Posterior a la misa, todos los presentes fueron invitados a participar de una pequeña recepción que la comunidad aysesina tenía preparada para celebrar los 25 años de sacerdocio del Padre Joel, donde se compartió a través de un brindis, una comida y un anhelado canto de cumpleaños.

El Párroco de Aysén, además agradeció a todas las mujeres, quienes hacen posible que las capillas funcionen, a través de un trabajo abnegado y sin lucro, quienes además, son el pilar fundamental de una iglesia viva y dinámica. A su vez, pidió por la pronta sanación de Nabila Rifo, mujer que fue brutalmente golpeada el pasado sábado 14 de mayo en la comunidad de Coyhaique y que Dios ponga toda su gracia sobre ella y sobre su familia para enfrentar este doloroso momento y que no está sola, sino que Jesucristo y toda una comunidad regional está pidiendo por ella, por sus hijos, por su familia y porque la justicia chilena realice un buen trabajo de investigación.

Finalmente, todas las capillas y movimientos cristianos, hicieron entrega de un pequeño presente al párroco de su comunidad, demostrando todo su cariño y agradecimiento por la hermosa comunidad que han formando en Puerto Aysén, con entusiasmo, compañerismo y lealtad.

Fuente: Comunicaciones Aysén


Puerto Aysén, 19/05/2016

 
Galerías Fotográficas