/
/
/
/
/
/
   
Iglesia de Calama celebró ordenación de Monseñor Óscar Blanco Martínez

Fieles de Calama y Rancagua, obispos de todo el país, sacerdotes, diáconos y religiosas se congregaron en el Colegio Instituto Obispo Silva Lezaeta para agradecer a Dios por su nuevo pastor.
Viernes 20 de Mayo del 2016
  
“Aquí estoy por pura misericordia de Dios, con ustedes y desde hoy para ustedes”, con estas palabras el Obispo de Calama, Óscar Blanco Martínez resumió el sentimiento con el que asume la misión de acompañar y guiar al pueblo de Dios en la Diócesis San Juan Bautista de Calama.

En su mensaje a los fieles que le acompañaron en la celebración de Ordenación y Toma de Posesión, el Obispo tuvo especiales agradecimientos para sus hermanos del Episcopado que generosamente –apuntó- le han acompañado desde que se conoció la noticia de su nombramiento.

Palabras especiales dirigió para el Obispo de Rancagua, Mons. Alejandro Goic que presidió la Eucaristía de Ordenación, “Durante 10 años estuve en su Diócesis, me acogió, me ayudo y fue mi Pastor, mi amigo y mi hermano, estoy tremendamente agradecido de él”.

Mismos conceptos de gratitud expresó para los obispos predecesores en Calama, Cristián Contreras Molina y Guillermo Vera Soto de San Felipe e Iquique respectivamente, como también a las autoridades, sacerdotes, religiosas, diáconos y comunidad que desde Rancagua y Calama le acompañaron en esta celebración.

“A Dios hoy le pido espíritu de sabiduría para saber gobernar la Diócesis con prudencia y caridad, humildad para descubrir mi pequeñez ante Dios y los demás. Generosidad y entrega misionera”, manifestó.

Más adelante Monseñor Blanco indicó cuáles serán sus principales atenciones como obispo, un pastor de una Iglesia que escucha, anuncia y sirve como lo indican las Orientaciones Pastorales, muy atento a las realidades actuales del mundo.

“una Iglesia que ha puesto especial atención en los que llevan en su rostro las cicatrices de este mundo herido, los enfermos, los encarcelados, los que no tienen trabajo, los que han visto desaparecer la alegría del amor en la familia, los inmigrantes, los ancianos dejados a su propia suerte, los jóvenes con sus decepciones, por la irresponsabilidad de nosotros los adultos, los niños que son vulnerados en sus derechos y la defensa del que esta por nacer.

“Ustedes estarán siempre en mi corazón y podrán contar con mi servicio, cercanía, cariño y atención en todo lo que pueda hacer por ustedes”, finalizó.

Fuente: Comunicaciones Calama


Calama, 20/05/2016

 
Galerías Fotográficas

Audios

- Monseñor Oscar Blanco
 Para descargar, boton derecho del mouse y seleccionar Guardar enlace como...