/
/
/
/
/
/
   
“Al encuentro”: jornada de Misericordia en el Templo Jubilar

Se realizó “Al Encuentro” un espacio para compartir entre la comunidad UC y los vecinos del campus San Joaquín en torno a la Misericordia.
Lunes 13 de Junio del 2016
  
En el marco del año de la Misericordia y siguiendo con los trabajos realizados para vivir la Misión Territorial en la UC, el sábado por la mañana se realizó “Al encuentro”, un espacio para compartir entre la comunidad UC -funcionarios, alumnos y académicos- y los vecinos de las comunas de San Joaquín y Macul, organizado por Misión de Vida, las misiones de invierno de la Pastoral UC.

Roberta Andreani, encargada de la Misión Misericordia de Misión de Vida y de la actividad, explicó que “al encuentro” surge al cuestionarnos sobre cuál es nuestra misión territorial de todos los días y darnos cuenta que estamos insertos dentro de una parroquia que no conocemos, no conocemos a la gente y ellos tampoco nos conocen. Por lo mismo quisimos hacer de nuestra vida una misión permanente en Macul y aprovechando el Templo Jubilar que tenemos en el Año de la Misericordia invitamos a los vecinos del campus a compartir y reflexionar sobre la Misericordia”.

El encuentro comenzó con la ruta de la misericordia, que consiste en una peregrinación desde la entrada del campus San Joaquín hacia el Templo Jubilar reflexionando sobre la Misericordia a través de siete estaciones.

Luego, se realizó una breve charla explicando las indulgencias y lo que hay que hacer para poder conseguirla así como también quiénes pueden recibir la indulgencia. Una vez aclaradas las dudas, comenzó el paso a paso para poder obtener una indulgencia. Para eso, cada participante recibió una lista con los diversos pasos que debía ir marcando para poder llegar a la indulgencia. Se organizaron diversos stands que se dividían en la confesión, rezar por intenciones del Papa, comunión, rezar el credo y pasar por la puerta santa.
“Estoy feliz y contenta porque de repente las personas necesitamos recogernos en la Iglesia para despojarnos un poco de la vida cotidiana que nos satura con tantas cosas. Tenemos que buscar espacios donde nos sintamos más cómodos espiritualmente sobre todo” comentó Bernarda Silva, vecina de Macul.

Seguidamente al paso a paso, se celebró la Eucaristía presidida por el Padre Cristián Roncagliolo, vice gran canciller UC, quien mencionó tres elementos concretos “para cumplir la tarea misionera: la misa, el valor de la fe cristiana. Por eso hay que comprender el valor de la misa y rezar para que haya más vocaciones sacerdotales. Segundo elemento, es la oración. Rezar es amar, es servir, es llenar el estanque del corazón. Lo tercero, es que nos hagamos partner de la Virgen María porque nos muestra dónde está Jesús, dónde tenemos que mirar”.

Para finalizar, todos compartieron juntos un almuerzo para seguir creando y fortaleciendo vínculos y hacer de nuestra vida una misión permanente.

Fuente: Comunicaciones Pastoral UC


Santiago, 13/06/2016

 
Galerías Fotográficas