/
/
/
/
/
/
   
“En el Año de la Misericordia: Una nación, más que la tierra, es una misión que cumplir”:
Al estilo del Padre Hurtado Iglesia cerró Mes de la Solidaridad en la cárcel de Chillán

Encuentro con trabajadores y visitas a personas en situación de calle, enfermos, adultos mayores y privados de libertad, fueron parte de las iniciativas que encabezó el obispo para recordar a nuestro santo chileno durante agosto.
Miercoles 31 de Agosto del 2016
  
Bajo el lema “En el Año de la Misericordia: Una nación, más que la tierra, es una misión que cumplir”, este año la Iglesia hizo un llamado a seguir la invitación que ha hecho el Papa Francisco. De esta manera, y recordando al santo patrono, una vez más el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, encabezó distintas instancias para mantener el contacto directo con los menos favorecidos. Una de ellas, fue la mañana de este miércoles 31, luego que junto al Coordinador de la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis, Padre Renato Toro, realizaran una visita a las secciones femenina y masculina de la cárcel de Chillán, como parte de la última actividad que la Iglesia Diocesana desarrolló durante el Mes de la Solidaridad.

“Todas estas acciones que hemos vivido este mes, nos recuerdan que la solidaridad debería ser una actitud permanente, no sólo en agosto, sino que todos los días del año”, sostuvo el obispo a la hora de hacer un balance, quien invitó a “renovar nuestro compromiso con los más postergados desde nuestra Área Social, para buscar nuevas iniciativas que nos permitan encontrar el rostro de Cristo”, puntualizó tras haber compartido con las internas y haber conocido de cerca el trabajo artístico en murales de uno de los reclusos. “Ciertamente es mérito para él, pero sobre todo una luz de esperanza que anima a gendarmería para ayudar a estas personas a retomar sus vidas y reinsertarse en la sociedad”.

Cabe recordar que el obispo dio el vamos al Mes de la Solidaridad, visitando a personas en situación de calle que pernoctan en distintos puntos de la ciudad, como días después, también lo hizo con los enfermos del Hospital Herminda Martín. En tanto el 18 de agosto, Día Nacional de la Solidaridad, la celebración se centró en destacar la labor de las instituciones de voluntariado con una eucaristía en la Catedral, y con un almuerzo con los adultos mayores de la Casa de Acogida “Don Adrián” perteneciente a la parroquia de Chillán Viejo.

El encuentro con los trabajadores tampoco estuvo ausente, y fue en el marco de la conmemoración de los 35 años de la Pastoral Laboral, a través de una Liturgia de Acción de Gracias, donde el obispo compartió con la veintena de dirigentes de organizaciones sindicales y gremiales de la provincia de Ñuble que el viernes 19 de agosto llegaron hasta la Casa del Trabajador.

Otra de las actividades que de mejor manera representó el ejemplo de partir por casa, fue la cena solidaria que la semana pasada ofrecieron los propios funcionarios del Obispado de Chillán que tras el término de la jornada laboral, llegaron la noche del miércoles 24 hasta la Hospedería Municipal para vivir un grato compartir con las personas en situación que pernoctan en ese recinto.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 31/08/2016

 
Galerías Fotográficas