/
/
/
/
/
/
   
Autoridades de Concepción oraron en la Catedral por fallecidos el 11 de septiembre de 1973

Con una Misa, en la catedral de Concepción, las autoridades regionales oraron por las personas fallecidas durante el 11 de septiembre de 1973 y años posteriores.
Lunes 12 de Septiembre del 2016
  
Asistieron el intendente regional, Rodrigo Díaz; la gobernadora provincial, Andrea Muñoz; el alcalde de Concepción, seremis y directores de servicios públicos, además de familiares de detenidos desaparecidos de la zona.

La Eucaristía fue presidida por Monseñor Fernando Chomali, quien dijo que en varias partes de Chile se han realizado distintas manifestaciones religiosas para recordar este día “como un día muy triste, porque hay dolores tan profundos que solamente se los podemos ofrecer a Dios”.

Agregó, en su homilía, que “cuando hablo de este día, de todos los horrores que acontecieron, lo hago con mucho respeto y con mucho temor porque una cosa es hablar de la muerte y otra cosa es hablar de un familiar cercano. Una cosa es hablar contra la tortura y otra cosa es hablar de la tortura sabiendo que un familiar ha sido torturado. Hay que ser muy cuidadoso con las palabras cuando se trata de dolores tan profundos, que siguen presentes en nuestro país”.

Planteó que “la pregunta es cómo hacer para que esto nunca más acontezca en Chile, cómo hacer para que realmente se viva el mandamiento No matar. Se violó un grave mandamiento, no matarás. Mucha gente pensó que el proyecto país se puede construir, matando torturando, denigrando, desterrando las personas, obviamente que es un proyecto de un país que no queremos. Queremos un proyecto país que se construya aceptando las diferencias y viviendo las diferencias, como un valor importante. Cuando la razón de la fuerza prevalece sobre la fuerza de la razón, entramos en caminos tremendamente pedregosos, que han hecho que todavía hay familias que sigan sufriendo y esperando algo tan básico como saber dónde están sus seres queridos”.

Refiriéndose a los familiares de detenidos desaparecidos, Monseñor Chomali expresó que “a ellos, a quienes hace ya cinco años que conozco, no tienen odio en su corazón, me consta, solo tienen un anhelo tan profundamente humano de que haya justicia que es lo más básico en un estado de derecho. Algunas personas tienen que decir qué pasó y me sumo a las palabras del intendente, cuando dice que tenemos que colaborar para romper con estos pactos de silencio. Por eso, la presencia de las autoridades es un no rotundo a todo aquello que rompa la democracia; un no a la violencia y un sí muy rotundo a la vida, al respeto del otro, aunque piense distinto”, concluyó.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 12/09/2016

 
Galerías Fotográficas