/
/
/
/
/
/
   
Parroquia San Juan Bautista de Calama celebró cien años

Eucaristía conmemorativa fue presidida por el Obispo Guillermo Vera y contó con la asistencia de la máxima autoridad provincial Gobernadora, Sandra Pastenes y el Alcalde de la comuna, Arturo Molina H. Los homenajes que se extenderán durante todo el año son encabezados por su actual párroco, Pbro. Ubaldo Montiel Peña.
Martes 27 de Junio del 2006
  
En una celebración histórica, el Templo Catedral de Calama, sede de la Parroquia San Juan Bautista congregó a cientos de fieles para festejar su aniversario número cien desde que fuera erigida por el entonces Obispo de Antofagasta Mons. Luís Silva Lezaeta en 1906.

Con la solemnidad que el acontecimiento merecía, el Obispo Guillermo Vera Soto, junto al Párroco del lugar, Ubaldo Montiel, sacerdotes, diáconos, religiosas y comunidad loina resaltó la celebración que coincide con la solemnidad de quien se tiene como santo patrono, en la parroquia y toda la Prelatura de Calama, San Juan Bautista.

Fue la trascendencia de esta parroquia en la vida de los loinos, la que resaltó el Obispo, recordando el pasó de los sacerdotes que desde esta iglesia guiaron y educaron con dedicación la fe, a través de los Sacramentos, catequesis, misión y servicio a los más necesitados. Asumiendo la misma tarea del bautista, ser la voz que clama en el desierto.

La Parroquia señaló el pastor ha marcado la vida de los creyentes de esta ciudad y recordando al Papa Juan XXIII que señalaba a la parroquia como la fuente de agua del pueblo, a la que acuden para saciar su sed, así ha sido esta iglesia dijo, a la que se asiste para saciar la sed de Dios. “En los momentos de dolor saben donde acudir, a la parroquia y a su cura, así también como de la fuente de agua saca cada uno lo que necesita, así también de la parroquia puedo obtener los servicios que pueden acrecentar nuestra fe”.

Más adelante el Obispo Guillermo Vera señaló que desde la comunidad parroquial San Juan Bautista se ha dado a luz a otras siete comunidades parroquiales transformándose en una madre fecunda que ha preparado a muchos hijos para ser misioneros en la creciente ciudad y un punto de referencia para muchos calameños que la buscan para vivir su fe.

Finalmente, el Obispo señaló que el Señor continua encomendando a su comunidad la misma misión que a Juan Bautista, preparar los caminos del Señor, ser los continuadores de la obra de los apóstoles comenzada hace dos mil años, ser la voz del Señor en medio de nuestro mundo.

Fuente: Comunicaciones Calama


Calama, 27/06/2006