/
/
/
/
/
/
   
Jornada formativa con responsables de catequesis zona sur

Esta actividad se realizó entre el 2 y 4 septiembre 2016 en la ciudad de Puerto Montt, y contó con la participación de coordinadores de catequesis de ocho diócesis del sur del país.
Lunes 26 de Septiembre del 2016
  
Coordinadores de catequesis de ocho diócesis del sur del país se reunieron con los objetivos de Encontrarnos en la fraternidad y en la oración para profundizar el encuentro con el Señor en la comunidad de la Iglesia, conocer un nuevo modelo de la pastoral catequética; Enriquecer nuestras experiencias pastorales; Socializar los principales rasgos de la formación del catequista hoy; Conocer las características de la “Formación de Catequistas. Programa por competencias” y explicitar los aspectos logísticos para una implementación de la propuesta formativa en el nivel diocesano.

Participaron los responsables de la catequesis de las diócesis de Santa María de Los Ángeles, Chillan, Concepción, San José de Temuco, Villarrica, Valdivia, Osorno y Puerto Montt, presididos por Mons. Cristian Caro, Presidente de la Comisión Nacional de Catequesis y acompañados Celmira de la Parra, Catequeta y Jaime Carmona, Director Área Eclesial.

Una nota del plenario final resume las principales reflexiones.

1. Tomamos conciencia, y damos gracias al Señor, por el hecho de que la catequesis desde el acontecimiento de Aparecida y Evangelii Gaudium está tomando un curso cuya finalidad es formar – desde una catequesis de iniciación- discípulos misioneros que desde el encuentro con Cristo en la comunidad de la Iglesia, sean capaces de anunciar la buena nueva por desborde gozo y gratitud.

2. Tomamos conciencia, que desde aquí, se va requiriendo un estilo de pastoreo, al estilo de Jesús, que nos “mira con cariño” (Mc. 10,21) a todos quienes nos acercamos a Él. Nos acompaña, perdona, no de modo autoritario, sino desde su infinita misericordia. Queremos, por lo tanto, ser “contemplativos” de lo que el Señor va haciendo en la vida de cada persona.

3. Invitamos al Clero a realizar el ejercicio de discernir cuales son las conversiones pastorales a las que se siente llamado para acompañar una catequesis centrada en la generación de competencias en los ámbitos del ser, saber y saber hacer de los catequistas y catequizandos. Sentimos que su cercanía y acompañamiento son muy relevantes en el Encuentro con el Señor por parte de los catequistas y catequizandos.

4. Debido al cambio cultural actual y a las urgentes conversiones pastorales que debemos hacer, es necesario organizar, formar y cualificar a los equipos diocesanos de catequesis desde la cercanía, la oración y el encuentro con el Señor en la Eucaristía y en la Palabra de Dios leída en la comunidad de la Iglesia.

5. Deseamos que el Departamento de catequesis retome la misión de coordinar todo el proceso pedagógico del servicio sacramental de la Iglesia en la vida diocesana, por lo menos lo referido a la Iniciación Cristiana: Bautismo, Eucaristía, Confirmación, además del sacramento del Matrimonio, de modo que, no se disperse en otras instancias pastorales que cumplen otras tareas que enriquecen y contribuyen a la pastoral orgánica.

6. Damos gracias y motivamos para que las diócesis continúen implementando la figura del “Coordinador de catequesis parroquial”, sugerida por nuestros pastores, y que está dando excelentes frutos.

7. Es necesario, que la pastoral con jóvenes y con matrimonios ofrezca procesos formativos que hagan de nuestros servicios algo orgánico, de modo que, nos complementemos para servir a los jóvenes y a los matrimonios en toda sus etapas de vida y no solo en las relacionadas a la iniciación a la vida cristiana propia de los equipos diocesanos de catequesis.

8. Vemos necesario trabajar para que los itinerarios que ofrecen tanto la parroquia como el colegio, se complementen en lo referido a la espiritualidad y formación de catequistas para la iniciación cristiana con los catequizandos.

9. Consideramos que hoy es necesario asumir un curriculum con su respectiva estrategia pedagógica y didáctica que se inserte en el encuentro con el Señor para acompañar a los catequistas a fin de que sean competentes en su servicio, según el documento: “Formación de catequistas. Programa por competencias” (Santiago, CECh 2015).

10. Vemos necesario articular con mayor celeridad los encuentros por Provincias Eclesiásticas que facilitan el conocimiento y el intercambio de experiencias y, lo que hoy es muy necesario, la capacitación humana, bíblica, espiritual y pedagógica de los catequistas, facilitadas por Centros de formación e Institutos que en este nivel están colaborando de modo muy adecuado, pero que aún es necesario implementar en otros lugares. Así, podrán, y es nuestro deseo, que participen en las convocatorias, todos los miembros de los equipos diocesanos con sus sacerdotes, diáconos y religiosas asesores.

11. Un instrumento necesario hoy es crear una pauta metodológica que permita un dialogo entre el Ministro (Obispo o Vicario) que va a dialogar con los jóvenes en los momentos previos a la recepción del sacramento con el que culmina su iniciación cristiana – la Confirmación- con el fin de que el joven no se bloquee y sea capaz de expresar su experiencia de iniciación al encuentro con Cristo que ha vivido en su proceso comunitario de formación.

12. Elaborar un procedimiento para “eméritar” con gestos de agradecimiento a un catequista que es invitado a dejar este servicio, de modo que, pueda tomar otro servicio o continúe su participación en la vida eclesial o social desde su fe.

Referimos estas breves indicaciones a los siguientes Documentos de la Iglesia en Chile que nos orientan:

- Orientaciones Pastorales para la Catequesis en Chile. (Santiago, CECh 2009, 2 ed.)
- Orientaciones para la Pastoral Sacramental (Santiago, CECh 2010, 2 ed.)
- El Coordinador de Catequesis Parroquial. (Santiago, CECh 2015, 2 ed.)

Fuente: Área Eclesial CECh


Puerto Montt, 26/09/2016

 
Galerías Fotográficas