/
/
/
/
/
/
   
Con una concurrida asistencia finalizó el quinto Congreso de Educación Católica

Esta jornada contó con la ponencia del obispo presidente del Área Educación, monseñor Héctor Vargas, quien reflexionó sobre los desafíos educacionales para la familia de hoy.
Viernes 07 de Octubre del 2016
  
La segunda jornada del Congreso de Educación Católica: “Educación, Familia y Misericordia”, estuvo nutrida por la variedad de ponencias que se presentaron durante todo el día. Al comenzar, los participantes de esta actividad pudieron escuchar las apreciaciones del padre Fernando Montes s.j. en torno a educar en tiempos de cambio, y como formar en el arte del discernimiento.

A continuación, se realizó una presentación y diálogos con profesores de colegios católicos, quienes guiaron una reflexión relacionada con el curriculum evangelizador.

El último bloque del Congreso fue abierto por el obispo presidente del Área Educación de la Conferencia Episcopal, quien realizó una presentación en la que se abordaron los desafíos educacionales para la familia de hoy.

Al comenzar su ponencia el obispo señaló que “como educadores cristianos, quisiéramos reflexionar hoy en una característica esencial de la familia, su naturaleza vocacional a educar a los hijos para que crezcan en la responsabilidad de sí mismos y de los otros”. Poniendo de manifiesto que esta vocación natural de la familia se ha visto afectada porque “se ha abierto una grieta entre la familia y la sociedad, entre la familia y la escuela, el pacto educativo hoy se ha roto, y así la alianza educativa de la sociedad con la familia ha entrado en crisis porque se ha minado la confianza recíproca”, afirmó.

El obispo continuó haciendo un llamado a los padres para que eviten autoexcluirse de la vida de sus hijos. Por el contrario los instó a involucrarse, pero sin vivir obsesionados por el control sobre ellos, porque al dominar su espacio “no les educará, no les fortalecerá, no les preparará a enfrentar los desafíos. Lo que interesa sobre todo es generar en ellos, con mucho amor, procesos de mayor libertad, de capacitación, de crecimiento integral, de cultivo de la auténtica autonomía”.

En relación al rol de las instituciones de educación católicas, monseñor Vargas dijo que “están llamadas a ofrecer apoyo a la misión educativa de las familias, pero sin olvidad que los padres, si bien necesitan de la escuela para asegurar una instrucción básica de sus hijos, nunca pueden delegar completamente su formación moral”.

La presentación final del quinto Congreso de Educación Católica llevó por título: “Desafíos relevantes para la educación chilena en tiempos de reforma educacional”, y estuvo a cargo del presidente de la Comisión de Educación del Senado, Ignacio Walker, quien su exposición realizó un mea culpa sobre la manera en que se han desarrollado el proceso de reformas llevado adelante por el Gobierno de la Nueva Mayoría, pero destacando su adhesión a lo medular de estas transformaciones, argumentando que todo proceso de cambio es controversial, como lo fue en su momento la reforma agraria impulsada por el Presidente Eduardo Frei.

Fuente: Área Educación CECh



CECh, 07/10/2016

 
Galerías Fotográficas