/
/
/
/
/
/
   
Parroquia San Antonio María Claret de San Miguel celebró sus 50 años al servicio de la vida

La parroquia, fue fundada por el cardenal Raúl Silva Henríquez en 1966 y encargada los Misioneros Claretianos.
Martes 18 de Octubre del 2016
  
Por Andrea Ruz Dios

En 1926 comenzó la presencia Claretiana en la comuna de San Miguel, tras la construcción del Seminario Menor de la congregación en Chile. Ya en 1955, se creó el colegio Claretiano, y once años más tarde, se fundó el templo que hoy cumple un nuevo aniversario.

Por ello, el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, visitó la parroquia para celebrar la eucaristía y expresó su agradecimiento “al Señor, porque que a lo largo de estos 50 años haya querido manifestar su amor, su gracia, a través de la vida de esta comunidad parroquial. La comunidad cristiana es siempre obra del Espíritu Santo y queremos agradecerle al Señor en primer lugar esa fuerza, esa energía que Él hace presente en la comunidad de la Iglesia para que sea un signo del amor que Dios nos tiene”.

Respecto a la Lectura de la segunda carta del Apóstol San Pablo a Timoteo, el pastor de la Iglesia expresó en su homilía: “Es una invitación a no decaer en la confianza, a no perderla nunca, a orar incesantemente, porque cuando en la vida humana el hombre, la mujer, la sociedad aprende a confiar en Dios, puede tener la certeza que Dios es Padre. El Padre siempre atiende las necesidades más grandes y más verdaderas de todos sus hijos”.

En relación a la conmemoración de un nuevo año del templo, el párroco German Villamizar, comento que “durante este año, la comunidad parroquial se ha ido preparando espiritualmente y con distintas actividades para agradecer a Dios por los 50 años de vida. La presencia del cardenal, del vicario y de la comunidad, son signos concretos de comunión y es un signo concreto de caminar de la Iglesia unidos hacia lo que nos propone Jesús, su proyecto de vida. Es una memoria agradecida, porque en 50 años ha pasado mucha gente, no solo sacerdotes, sino laicos en distintos servicios”.

Para la madre Montserrat Puigdevall, rectora del Colegio Corazón de María de San Miguel, de la congregación religiosa del mismo nombre, destacó el trabajo evangelizador de la parroquia y expresó que “Esta es una gran historia de servicio de los Claretianos, que realmente ha sido muy significativa para comunidades cercanas, para familias, e instituciones. El que esté monseñor Ezzati acá es signo de Iglesia, es signo de comunidad eclesial, de que los pastores se hagan estar con las diferentes parroquias y agentes de su diócesis”.

Al final de la celebración eucarística, la comunidad parroquial del templo, compartió fraternamente un vino de honor junto al arzobispo y al vicario de la zona sur, monseñor Pedro Ossandón, y disfrutaron de un tradicional pie de cueca, a cargo de los feligreses de la parroquia.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 18/10/2016

 
Galerías Fotográficas