/
/
/
/
/
/
   
Nuncio Apostólico presidió eucaristía inaugural de 112ª asamblea plenaria de obispos

Mons. Ivo Scapolo, en su homilía, reflexionó sobre cómo la Palabra de Dios invita a los pastores a discernir sobre sobre algunos aspectos importantes de su vida y su rol como guías en la Iglesia y la sociedad.
Lunes 07 de Noviembre del 2016
  
Con una eucaristía presidida por el Nuncio Apostólico en Chile, Mons. Ivo Scapolo, se dio inicio a la 112ª asamblea plenaria de obispos. Concelebrantes principales fueron, en esta ceremonia, el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Ricardo Ezzati, y el secretario general, monseñor Cristián Contreras Villarroel.

En su homilía, el Nuncio reflexionó sobre cómo la Palabra de Dios invita a los obispos a discernir sobre algunos aspectos importantes de su vida y su rol como guías en la Iglesia y en la sociedad.

Monseñor Ivo Scapolo recordó que la primera misión de todo sacerdote es acompañar a los fieles a fortalecer y profundizar la fe, así como también reavivar la esperanza en la vida eterna: "Antes de hacer tantas cosas de carácter administrativo, económico y organizativo, estamos llamados a vivir con intensidad nuestra fe. Ojalá que nuestras comunidades puedan definir a su pastor afirmando en primer lugar que un hombre de fe".

Más adelante agregó que existe una responsabilidad de buscar el bien espiritual de los mismos sacerdotes, y que "en algunas ocasiones deben ser ayudados a entender la gravedad del mal que están causando a los otros y a sí mismos. La corrección de los sacerdotes de parte de los obispos es necesaria, más no es fácil ni agradable".

Al concluir su mensaje señaló "que los sacerdotes deben ser intachables desde un punto de vista moral, aceptando recorrer un camino continuo de conversión para mejorar el propio temperamento, evitando excesos y abusos de distinto tipo".

Sobre la 112ª asamblea plenaria

La 112ª asamblea plenaria se desarrolla entre el 7 y el 11 de noviembre en la casa de retiros de Punta de Tralca. Entre los temas de este encuentro, los obispos dialogarán sobre los frutos en las diócesis del año santo jubilar de la Misericordia, continuarán trabajando los desafíos para la pastoral de los presbíteros, y prepararán la próxima visita ad limina (febrero de 2017), en que el episcopado chileno se reunirá con el papa Francisco y con las autoridades de los diversos dicasterios de la Santa Sede. Además, en esta instancia se renovarán los cargos directivos de la Conferencia Episcopal de Chile.

Fuente: Prensa CECh


CECh, 07/11/2016

 
Galerías Fotográficas