/
/
/
/
/
/
   
En misa de exequias en Parroquia Sagrada Familia:
Masivo adiós a sacerdote chillanejo Padre Enrique Knothe

Un sinnúmero de muestras de afecto, dolor y gratitud se vivieron la mañana de este lunes en pleno corazón de la Población Purén de Chillán, en las afueras de la Parroquia Sagrada Familia, en el marco de la misa de exequias que presidió el obispo Carlos Pellegrin y que despidió los restos mortales del Padre Enrique Knothe Badillo, quien durante la mañana del sábado 17 de diciembre dejara de existir a la edad de 56 años a causa de un cáncer.
Lunes 19 de Diciembre del 2016
  
Ante la presencia del presbiterio, fue la comunidad parroquial entera que, junto a los fieles de las otras parroquias de Ñuble donde fue pastor y amigo, los que quisieron dar el último adiós al presbítero que nació un 20 de mayo de 1960, y que desde 2011 hasta la fecha fue párroco de Sagrada Familia, templo que resultó dañado tras el terremoto del 27/F y donde el padre Enrique jugó un rol clave en materia de reconstrucción, proceso que aún sigue en curso.

Fue precisamente el entorno familiar del sacerdote, el que destacó en su homilía el pastor diocesano frente a los centenares de asistentes, entre ellos, parlamentarios, comunidades educativas, autoridades civiles y de FFAA, y dirigentes políticos. “En el ambiente de familia aprendió a entregarse por los demás. Sus padres y hermanos compartieron y le enseñaron la vocación de servicio, en ellos Enrique encontró el ejemplo que marcó su vida sacerdotal, la que siempre entendió en su dimensión misionera abierta a todos, sobre todo a los más pobres y desvalidos de la sociedad”, sostuvo el obispo durante la última eucaristía que se sumó a las otras que se vivieron durante este fin de semana, desde que arribara a Chillán el cuerpo del sacerdote en horas de la tarde del sábado.

Tras la partida de uno de los suyos, la Diócesis de Chillán con profundo recogimiento se suma al dolor de la familia del religioso, y se une en la oración por el eterno descanso del Pbro. Enrique Knothe Badillo, cuyos restos desde este mediodía ahora yacen en el mausoleo de su familia en el Cementerio Municipal de Chillán, hasta donde llegó la extensa caravana de vehículos que lo despidieron.

Enrique Knothe: un sacerdote con olor a oveja
Los testimonios de vida de quienes le conocieron y de su propia familia no estuvieron ausentes en el adiós al Padre Enrique durante los dos días de velatorio. Precisamente su hermana y sobrina destacaron, no sólo al sacerdote, sino que dieron cuenta del rostro más humano del tío “Kikito”, a quien definieron como un verdadero “padre con olor a oveja”, valor que se repitió una y otra vez por quienes manifestaron su pesar en las redes sociales en las últimas horas.

Oriundo de Chillán, amigo de sus amigos y fanático del fútbol, llevando en su corazón a Ñublense y de manera especial a la U. de Chile, Enrique Segundo Knothe Badillo, fue hijo de Brígida Badillo Quiroga, Profesora Normalista y de Enrique Knothe Bahamondes, contador y político chillanvejano. Fue el mayor de cuatro hermanos: Brígida, Verónica y Alex. Estudió en la Escuela 16 de Chillán, en el Colegio San Vicente y luego terminó su enseñanza media en el Liceo de Hombres Narciso Tondreau. En su juventud fue parte del Grupo Scout San Bernardo, así como de la Comunidad de los Apóstoles.

Inspirado y alentado por el Padre Osvaldo Salgado Coe ingresó al Seminario Metropolitano de Concepción a los 18 años. Luego de realizar sus estudios, hizo su diaconado en la Parroquia El Sagrario, para más tarde ser ordenado sacerdote diocesano el 15 de noviembre de 1985 en la Catedral de Chillán, por el obispo Alberto Jara Franzoy. Su primera destinación fue la Parroquia Santísima Cruz de Bulnes, donde fue vicario parroquial entre los años 1985-1989. Luego en 1990 viaja a Sao Paulo, Brasil, a realizar estudios de profundización teológica. Desde 1992 a 1999 fue párroco de la Parroquia San Pablo; luego de 2000 al 2008 estuvo a cargo de la Parroquia Buen Pastor y del Colegio Parroquial San José, donde dio continuidad al trabajo del Padre Eloy Parra, logrando importantes avances en materia educacional para la comunidad del sector Los Volcanes.

Hacia el año 2009 asume como Rector del Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado de Chillán, hasta el año 2010. Durante el ejercicio de su ministerio sacerdotal se hizo cargo de diversas responsabilidades en la diócesis de Chillán, como ser Vicario Pastoral por más de dos décadas y de Asesor del Diaconado Permanente, ejerciendo éste último rol hasta su fallecimiento.

El Padre Enrique Knothe adoleció de un cáncer desde el año 2010, pasando por diversos tratamientos, pero siempre demostrando una gran fortaleza, optimismo y vocación, haciendo todo lo posible por cumplir su ministerio a pesar de su enfermedad. Finalmente, falleció en Santiago a las 8.00 horas del sábado 17 de diciembre de 2016, en el cuarto piso del Hospital Clínico de la Universidad Católica, mismo piso en el que falleció el Padre Alberto Hurtado, de cuyas enseñanzas fue asiduo devoto.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 19/12/2016

 
Galerías Fotográficas