/
/
/
/
/
/
   
Escuela de Verano para la formación de laicos y consagrados de nuestra Diócesis de San Marcos de Arica

Con un significativo número de fieles en el colegio San Marcos, tuvo lugar durante una semana la “Escuela de Verano de Formación” en nuestra Diócesis, la que se extendió del 02 al 06 de Enero con el enfoque del Año Diocesano de la Familia, de la que participaron laicos como consagrados.
Sabado 07 de Enero del 2017
  
Comenzaron los días con la celebración de la Misa. El Padre Alexander Lobos presidió la Eucaristía dando el vamos a los distintos talleres que se impartieron con diferentes expositores. Exhortó el sacerdote en su homilía que este tiempo de formación es propicio para el encuentro con Dios, pues también es tarea nuestra acercarse a él con el conocimiento para una mejor acción pastoral. "Venimos a cultivar nuestra fe, a dar razón de lo que creemos y nos impulsa al encuentro con Jesús".

Al término de la semana de formación, la celebración Eucarística estuvo presidida por nuestro Obispo, Mons. Moisés Atisha, quien tras culminar la semana motivó a los presentes a que nuestra acción pastoral sea en miras a Él, que lo reconozcan a Él. De esta manera agradeció a Dios esta posibilidad de formarse, apoyados de nuestra debilidad podamos continuar esta espiritualidad de discípulo, dejándose ofrecer y encontrar por Él. De esta manera el Obispo dio hincapié a la importancia que se tiene formarse en los tiempos de hoy, dedicando tiempo para construir.

Culminada cada día la celebración Eucarística, los presentes se dirigían a los distintos talleres que este año 2017 nuestra Escuela de Verano ofrece mediante el centro ignaciano, tales como: Cristología ¿quién es Jesús?; Teología del Evangelio de San Mateo; El catequista en el mundo de hoy; Espacios sanos y seguros, sin Abusos; Uso de los medios de Comunicación en la Evangelización. Así como talleres de invitación personal: ¿cómo apoyar la madurez cristiana integral en pololos, en parejas y matrimonios jóvenes?; La espiritualidad del Matrimonio al interior del Diaconado Permanente.

Al termino de los talleres, el Obispo fue a los distintos lugares de encuentro para dar gracias por el tiempo y dedicación, pidió que lo aprendido se vea reflejado en las distintas áreas de la vida, no tan solo religiosa sino que también en nuestro entorno social. Así el Evangelio se vea transmitido con el testimonio de nuestras vidas.

Recibieron las distintas personas un certificado por su participación y formación en el tema que acudieron al taller.

Fuente: Dpto. Comunicaciones Obispado de Arica.


Arica, 07/01/2017