/
/
/
/
/
/
   
Peregrinación a la gruta de la Virgen de Montserrat

Miles de peregrinos de Magallanes durante todo el día llegaron a saludar y agradecer a la Virgen de Montserrat, cuyo Santuario natural se encuentra a 110 kilómetros de Punta Arenas.
Domingo 08 de Enero del 2017
  
Este domingo 08 de enero se realizó la peregrinación a la Virgen de Montserrat, ubicada en la comuna de Río Verde bajo una hermosa cascada, frente a Isla Riesco y bañada por las aguas del seno Skyring a 110 kilómetros al noreste de Punta Arenas.
Alrededor de la imagen existe gran cantidad de peticiones y agradecimientos de fieles, convirtiéndose en una de las fiestas de religiosidad popular más importantes de la región.

Durante la peregrinación hubo dos Eucaristías: la del mediodía presidida por el padre obispo Bernardo Bastres, durante el día bendición de agua y objetos en la gruta.

La devoción a la Virgen de Montserrat data desde el año 880 en España y la primera imagen llega a América en 1493, en el segundo viaje de Cristóbal Colón.

Su historia en Magallanes

Es increíble cómo la Virgen de Montserrat se asocia a historia de bandidos en el sector que en la antigüedad se llamaba “Vaquería del Norte”.
Se habla mucho en la comuna, de bandoleros que llegaron al lugar huyendo de la justicia. Uno de ellos habría sido un hombre de apellido Lara. Montado en su caballo huía de los carabineros que también venían en Cabalgaduras. En cierta ocasión no lo pensó dos veces y se lanzó a las aguas del canal Fitz Roy, cruzando desde el continente a Isla Riesco sin ser atrapado.

Existía en un lugar de la isla Riesco había un espacio llamado “El Campo de los Cuatreros”. Allí, acampados en la visera de un cerro, vivían dos hombres que, al parecer, se dedicaban a bagualear. Desde allí, salían afuera, lograban algunas pieles, vendían, amansaban algunos potros y luego invernaban con sus tropillas de caballos. Quizás si, de vez en cuando, se comían algún vacuno con dueño. Un día fueron denunciados y los carabineros fueron hasta la residencia de los malandrines y los conminaron a entregarse. Uno de ellos quiso arrancar y los policías lo mataron de un disparo.

Y, a propósito, de la historia de la Virgen de Montserrat, se cuenta que quién primero la instaló en la gruta, fue un hombre que andaba arrancado de la policía. La imagen primitiva, fue colocada dentro de un tarro por el escapado de la justicia. Se desconoce si él la portaba o la encontró en algún lugar poniéndola en una la cavidad debajo de la cascada. Desde esa fecha los devotos le hacían peticiones de favores poniéndole velas en retribución a sus milagros. Un incendio ocasionado por las velas que ponían los fieles para pagar sus mandas, quemó esta efigie original, instalándose posteriormente la que actualmente ocupa la gruta, reservando además otra imagen que vino de España para la Municipalidad de Río Verde.

Fuente: Comunicaciones Punta Arenas


Punta Arenas, 08/01/2017

 
Galerías Fotográficas