/
/
/
/
/
/
   
El nuevo "Baile de los que sobran" de Fundación Puente

En un ambiente de integración y compromiso, se llevó a cabo el lanzamiento de una versión más íntima del clásico de Jorge González, de Los Prisioneros.
Martes 10 de Enero del 2017
  
El videoclip de la nueva versión de “El baile de los que sobran”, dirigido por Javiera Eyzaguirre, compuesto por Sebastián Errázuriz e interpretado por Verónica Soffia.

Un centenar de personas se reunieron este lunes, en la Cineteca del Centro Cultural del Palacio de La Moneda, para presenciar el inicio de una nueva campaña de la Fundación Puente, cuya finalidad es crear conciencia y generar apoyo respecto a la desigualdad en el acceso a la educación desde hace 20 años.

VIDEO “El baile de los que sobran”:


“En momentos como estos, es cuando más sentido cobra esta canción, ya que en estos días (miércoles) se revelarán los resultados a las postulaciones, donde muchos jóvenes de nuestro país van a quedar, literalmente, pateando piedras en su acceso a la educación superior”, comentó Carolina Farfán, directora ejecutiva de la Fundación Puente.

Es por ello que la directora recordó la campaña de la fundación en 2012, “La carrera más difícil del mundo”, que trata sobre las dificultades que deben vivir los jóvenes más vulnerables de nuestro país a la hora de sacar adelante su futuro. Si bien hoy muchos jóvenes tienen la opción de ingresar a la educación superior, una buena cantidad deserta debido a que simultáneamente deben trabajar, sostener un hogar y otras diversas dificultades. El público, muy emocionado, se conmovió con el video de dicha campaña.

VIDEO “La carrera más difícil del mundo”:


Tras un mensaje que llamaba a respetarnos como personas y a entender y abrir los ojos respecto a nuestra realidad, Natalia Valdebenito presentó el video de “El baile de los que sobran”, cuya interpretación fue creada por el destacado compositor y director musical, Sebastián Errázuriz.

Aquí, el compositor comentó algunas vivencias como profesor en el Instituto Profesional Pro Jazz, donde convivió con diferentes realidades de los alumnos becados de la “Conchalí Big Band”, encontrando casos de violencia intrafamiliar, extrema pobreza e, incluso, alumnos que no tenían qué comer.

Esa misma realidad fue la que lo motivó a colaborar con la composición de esta nueva versión musical. “Cuando me contactaron para que compusiera una pieza más clásica de este “himno nacional”, fue un tremendo desafío. En ese camino, le di vueltas a la canción y cobró más sentido que nunca”.

Así lo reafirmó Carolina Farfán, al asumir que, lamentablemente, han pasado 30 años y esta canción sigue remeciendo y cuestionando las desigualdades sociales, especialmente en el ámbito de la educación, porque sigue pasando: “Hay un grupo de jóvenes en nuestro país que se les acaban los doce juegos, que terminan pateando piedras y que sienten que sobran, finalmente. Nuestra fundación ha trabajado justamente en el sentido contrario, para que puedan lograr sus sueños”.

El trabajo de la Fundación Puente

La Fundación Puente es una institución sin fines de lucro, fundada en 1996 por el padre Andrés Moro (actual Vicario para la Pastoral Social Caritas del Arzobispado de Santiago), con el propósito de ayudar a cientos de jóvenes que viven en situación de vulnerabilidad social en Santiago, y que sueñan con convertirse en profesionales.

En estos 20 años han trabajado con la real convicción de que la Educación Superior es una derecho de todas las personas que tienen las capacidades y aptitudes necesarias para ser profesionales, independientemente de su situación económica y familiar, siendo esta la principal vía para superar la pobreza.

La fundación busca acoger, apoyar y formar a jóvenes estudiantes en situación de vulnerabilidad social para que puedan mantenerse en la educación superior, a través de un programa integral de becas que otorga un aporte económico mensual destinado a solventar gastos de locomoción, alimentación y materiales; brinda apoyo psicosocial, acompañando de forma integral al alumno y dándole acceso al Centro de Atención Integral (CAI), donde se ofrecen servicios profesionales multidisciplinarios y tutorías académicas.

Para más información respecto a la fundación y sobre cómo ayudar, puede acceder a www.fundacionpuente.cl

La labor pastoral

Si bien, no es requisito ser católico para acceder a los beneficios de la fundación, su línea está fuertemente ligada al catolicismo, a través de su fundador y, también, por ser una sociedad creada por ex alumnos de la Universidad Católica, quienes nunca separaron lo pastoral de lo social y quisieron devolver la mano, de alguna forma, a la formación cristiana de su alma mater.

Carolina Farfán, comentó que “Hay un trabajo pastoral incluido en la ayuda integral. El padre Andrés Moro realiza misas, como la de bienvenida o la de graduación y en el camino mostramos los valores cristianos que son tan humanos, tan terrenales. Realizamos reflexiones respecto a nuestra inspiración cristiana, que van principalmente a que los chiquillos puedan encontrar un sentido en sus vidas”.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 10/01/2017

 
Galerías Fotográficas