/
/
/
/
/
/
   
Firmados proyectos de Cuaresma que atenderán necesidades de Adultos Mayores en todo Chile

En el marco de una cálida y emotiva ceremonia efectuada el miércoles 11 de enero, en el Auditorio de la ENAC, se firmaron los convenios de colaboración del Fondo Nacional y diocesano de Cuaresma de Fraternidad orientados a mejorar la calidad de vida de Adultos Mayores del país.
Jueves 12 de Enero del 2017
  
Por primera vez, la ceremonia se realizó en conjutnto con el equipo de la Vicaría Pastoral Social Caritas del Arzobispado de Santiago y contó con la presencia de Mons. Pedro Ossandón, Presidente de la Pastoral Social Caritas y del Consejo Nacional de Cuaresma de Fraternidad; el Padre Andrés Moro, Vicario Pastoral Social Caritas Arzobispado de Santiago; Lorenzo Figueroa, Director Pastoral Social Caritas; sacerdotes, diáconos y un numeroso grupo de personas de las diferentes diócesis de Santiago y regiones que participarán activamente en la implementación de los proyectos.

Espíritu de gracia y santidad

En las palabras de bienvenida, Mons. Pedro Ossandón, señaló el valor de estos proyectos sociales en apoyo y agradecimiento a los adultos mayores: “Porque queremos encontrarnos con Cristo en el tiempo de Cuaresma, para dejarnos convertir, para que el Señor derrote el egoísmo, el individualismo y el pecado. Cuando servimos a los adultos mayores nos encontramos con Cristo. Ese es el sentido y la razón por la cual trabajamos”. Luego indicó que el adulto mayor no es un bien de consumo. No es desechable. “Es una persona hija de Dios, hermano de todos y, por lo tanto, estamos colaborando para que las personas sean valoradas, porque este es un signo de la presencia de Dios entre nosotros”. Finalmente entregó una bendición. Gracias por el trabajo que realizan. En este espíritu de gracia y santidad vamos a celebrar la firma de los Convenios.

Fondo Nacional de Cuaresma financia 41 proyectos

En la ceremonia se firmaron 41 proyectos orientados al adulto mayor, que serán financiados por el Fondo Nacional de Cuaresma, por un total de $ 226.221.180. Mayoritariamente los proyectos atienden temas de salud integral (26), en tanto el resto aborda ámbitos de acompañamiento y espiritualidad (4), buen trato y convivencia (5) y participación e incidencia pública (6). Los proyectos serán ejecutados en todas las diócesis del país. Todos tienen un monto financiado que no sobrepasa los $ 6.500.000.

Recaudación y uso de recursos


El Secretario Ejecutivo de Cuaresma de Fraternidad, José Tomás Silva, en una breve exposición destacó que la campaña 2016 recaudó $ 929.384.736. De este un 60% es destinado a las diócesis, 30% se orienta al Fondo Nacional y, finalmente, un 10% se utiliza para el financiamiento de la campaña.

El Fondo ha orientado su trabajo en cuatro líneas de acción: Participación e Incidencia Pública, Buen Trato y Convivencia, Salud Integral y Acompañamiento y Espiritualidad.
Los proyectos seleccionados y financiados para su ejecución durante este año 2017 se orientan esencialmente en el ámbito de salud integral, 63%; participación e incidencia pública, 15%; buen trato y convivencia, 12% y acompañamiento y espiritualidad, un 10%.

El Secretario Ejecutivo de Cuaresma mostró su satisfacción por el trabajo desarrollado en todas las instancias: “Primero, en la convocatoria, porque se presentaron 52 proyectos, luego en la evaluación y selección y finalmente en la asignación de recursos. Confiamos en el positivo impacto que tendrá el desarrollo de estas iniciativas en cada de las diócesis que son quienes conocen a cabalidad las necesidades del adulto mayor y el beneficio que representará su implementación”.

Fondo diocesano firma 14 proyectos

Loreto Rebolledo, encargada del Fondo Diocesano de Cuaresma de Santiago, señaló que el trabajo del Fondo beneficia directamente a las comunidades de base. Explicó que el 2016 participaron 493 (261 colegios y 232 parroquias) instituciones y organizaciones para ayudar a promover y difundir este tiempo litúrgico, para ir al encuentro de los adultos mayores, viviendo una cuaresma con sentido. Indicó que con el dinero recaudado en el 2016 este año se ejecutarán 14 proyectos, nueve de ellos en parroquias, dos en decanatos, uno en un colegio y el último en una vicaría zonal, todos orientados a adultos mayores de comunidades de base.

Para caminar mejor

Mónica Negrón, fue una de las asistentes a la ceremonia de firma de convenios. Ella es la responsable del proyecto del “Gabinete Podológico para los Adultos Mayores de la Diócesis de Osorno”. De acuerdo a un estudio en la zona, el 90% de los mayores de 65 años sufre algún tipo de dolencia en sus pies. Las cifras indican evidencias significativas que apuntar a resolver un problema clave en personas que tienen muy bajos ingresos que no alcanzan a los $120.000 mensuales en promedio. Por ejemplo, el 61,8% de los pacientes sufría callos o durezas dolorosas y el 48,2 % padecía de juanetes. Mónica viajó especialmente desde Osorno a pesar de la incomodad de usar una muleta por una dolencia y fractura en una de sus rodillas. Pero acá estuvo, subió el escenario, firmó el documento respectivo para un proyecto que tendrá un costo cercano a los 10 millones de pesos, pero que aliviará la vida de cerca de trescientos adultos mayores de su región. Ella ya se jubiló. Ha participado prácticamente toda su vida en la iglesia. Una de dieciocho hermanos. Mujer entusiasta y vital. Participa de actividades musicales. “Estamos en la parte artística, con el coro, el grupo folclórico, taller de baile y danzas latinoamericanas”. Un ejemplo a toda prueba que contagia con su espíritu y dedicación.

Antecedentes

La campaña Cuaresma de Fraternidad, que desarrolla Caritas Chile desde 1982, este año al igual que el anterior y el próximo está centrada en el adulto mayor de Chile, porcentaje de la población que rápidamente se acerca al 20% del total del país y que tiene un cúmulo de necesidades en ámbitos tan diversos como salud, afectividad, integración, segregación, carencia de recursos monetarios, recreación y otros. La población e Chile cada día envejece más o, lo que es lo mismo visto desde otro ámbito, la expectativa de vida crece y está prácticamente en los 80. Y con ello se multiplican las dificultades para atender las necesidades crecientes de este gran segmento de la población de Chile que se acerca a los tres millones de personas.


“Gracias a la vida”

Antes de la bendición final de Mons. Pedro Ossandón, el padre Andrés Moro destacó el valor de la ceremonia, porque no se trata solo de firmas, sino de estar firmes y presentes, porque no somos solo una pastoral asistencial, sino también transformadora. Vivimos para mostrar a Cristo en Chile. Somos una iglesia de servidores.
Al final, el escenario se colmó con todos los asistentes. Cada uno recibió una vela. Se prendieron. Y esa luz, esa fuerza se desplegará en todo Chile, llegará a todos los rincones con el mensaje de esperanza simbolizando en cada uno de los proyectos que serán ejecutados durante el año. Gracias a la vida fue la canción que despidió a los asistentes.


Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas


CECh, 12/01/2017

 

Documentos
- Proyectos de Cuaresma
Galerías Fotográficas