/
/
/
/
/
/
   
Jóvenes Misión País Cárcel oran por internos y sus familias

Estudiantes de derecho, ingeniería, pedagogía en matemática y bioquímica, así de diversos son los jóvenes de Misión País Cárcel, que la tarde de este martes se reunieron con el cardenal Ricardo Ezzati para celebrar la eucaristía y compartir sus experiencias en torno al trabajo con personas privadas de libertad.
Jueves 12 de Enero del 2017
  
La jornada se inició con la presentación de cada uno de los jóvenes voluntarios, que llegaron hasta el Colegio Haydn con sus poleras rojas, distintivas de la misión que realizan, luego de haber compartido durante horas junto a internos de los diversos centros penitenciarios de Santiago.

A continuación, se dio paso a la misa en donde el arzobispo de Santiago animó a los jóvenes a seguir realizando su labor con entusiasmo, recomendándoles: “Hay que preguntarle a Dios qué tengo que hacer, cuál es mi misión para liberar del mal físico y espiritual, haciendo que la palabra de Dios se encarne”.

En su homilía señaló además, “a lo largo de estos días ustedes han imitado a Jesús, ayudando a la gente de la cárcel. La misión de los cristianos no sólo es predicar la buena noticia, es ayudar a las personas a realizar la gran vocación y para eso Jesús nos enseña que es fundamental encontrarnos con Dios”.

Al respecto, Josefina Covarrubias, quien cursa quinto año de derecho en la Universidad Católica declaró “para mí ha sido un cambio muy importante en la vida, me quitó muchos prejuicios de la cárcel, ya que la primera vez llegué con un poco de miedo al no saber con qué me podía encontrar y la verdad he descubierto a mujeres maravillosas, con las cuales me he hecho amiga y realmente he encontrado a Cristo en ellas, se ha hecho carne esto de que Dios está en el más necesitado”.

Patricio Infante, quien también estudia derecho en la misma casa de estudios añadió, “en septiembre asumí como jefe de zona en Misión País Cárcel y en términos personales esto ha significado una tremenda experiencia. Uno entra a la cárcel y se pone en el lugar del otro, vas conversando con los internos y te das cuenta que detrás de esas caretas hay una persona, con debilidades y fortalezas”.
Una vez finalizada la misa, el arzobispo de Santiago compartió en torno a la mesa junto a los jóvenes, reflexionando sobre la importancia de la misericordia y de la realidad carcelaria en Chile.

Cabe señalar que Misión País Cárcel es un proyecto misionero a nivel nacional que convoca a jóvenes universitarios de distintos carismas y nacionalidades para contribuir al alma de Chile llevando apoyo espiritual a quienes se encuentran en las periferias físicas y existenciales.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 12/01/2017

 
Galerías Fotográficas