/
/
/
/
/
/
   
Retiro del Clero de Santiago: Ser Iglesia de los pobres

Entre el 5 y el 10 de marzo, más de setenta presbíteros de la Iglesia de Santiago vivieron su primer retiro anual, en la casa de ejercicios de Punta de Tralca, en la Quinta Región que este año tuvo como eje central la la vocación ministerial para los nuevos tiempos siempre bajo la mirada de las enseñanzas de San Juan Pablo II.
Martes 14 de Marzo del 2017
  
Los sacerdotes de la Arquidiócesis de Santiago vivieron su primer retiro anual, que este año se enfocó en la vocación ministerial. El predicador del retiro fue el Arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, quien expresó su alegría de visitar a la que fuera la "Iglesia madre" de Mendoza hasta el siglo XIX.

Durante el encuentro, monseñor Franzini invitó a los sacerdotes a "reflexionar a partir de la palabra de Dios y de la enseñanza del Papa Juan Pablo II en la Exhortación Apostólica Pastores Davo Vobis, que este 2017 cumple 25 años".

"Estamos tratando de vivir con fidelidad lo que la Iglesia nos propone, el gran paradigma que nos dejó el documento de Aparecida, de hacerlo realidad en nuestra vida cotidiana, con luces y sombras, como todo en el camino de la Iglesia. Vamos en la dirección de una Iglesia pobre y servidora de los pobres como nos pide el Papa Francisco, una Iglesia que vive la alegría del evangelio, que lo quiere comunicar con sencillez a los demás".

Respecto del ministerio sacerdotal en la sociedad actual, monseñor comentó que éste debe ser "un pastor sencillo, cercano a la gente, totalmente abierto al Padre y totalmente disponible para los hermanos. Esa es la síntesis de Jesús de hoy y de siempre, pero en estos días se hace particularmente necesario para lo que la Iglesia nos pide".

El Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, agregó que: "El retiro espiritual del Clero es una oportunidad espiritual para reforzar en cada sacerdote su vocación y misión al servicio del pueblo santo de Dios. En estos días de retiro, cada sacerdote, y el presbiterio entero, está llamado a ponerse frente a Dios en una escucha atenta de lo que Él nos quiere decir para servir adecuadamente, con fecundidad, al pueblo santo fiel de Dios".

El pastor destacó la particular sensibilidad de Monseñor Franzini respecto al ministerio sacerdotal. "Nos parecía bueno, fraterno, estrechar lazos con un obispo del sur de América, que pudiera aportarnos una experiencia desde lo que Mendoza está viviendo, en orden de lo que significa una renovación profunda, espiritual del ministerio, al servicio del pueblo de Dios", puntualizó.

LLAMADOS A SERVIR

El padre Juan Palma, párroco de San José de las Mercedes de la Zona Oriente, fue unos de los setenta presbíteros asistentes a la jornada, quien destacó que este retiro "nos recuerda el sentido de nuestra vocación: somos pastores y estamos llamados a servir a Dios en los hermanos".

En tanto, el Vicario Parroquial de San Luis Beltrán de la Zona Oeste, P. Maximilano Grez, agradeció el espacio de "encuentro con sacerdotes, pues hemos podido conversar de las alegrías, penas y cómo podemos apoyarnos más mutuamente. A mí, por ejemplo, me hace muy bien poder conversar con sacerdotes mayores y ver el ejemplo de cómo llevan su vida cristiana", explicó. Durante el mes de agosto, el Clero de Santiago, volverá a encontrarse en su segundo retiro anual, para nuevamente vivir juntos ejercicios espirituales.


VER GALERÍA FOTOGRÁFICA


Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 14/03/2017