/
/
/
/
/
/
   
Provincia Eclesiástica celebró inauguración de año judicial en Concepción

En dos instancias específicas, se desarrolló el programa de inicio del Año Judicial en la Iglesia, en lo que corresponde a la provincia eclesiástica, que comprende las diócesis desde Chillán a Valdivia. En primer lugar, se realizó una exposición en el Arzobispado y posteriormente, un acto público, en la sala de exposiciones.
Miercoles 15 de Marzo del 2017
  
El vicario judicial de Concepción, Pbro. Claudio Soto, dijo que la primera actividad fue de carácter formativo, a la que asistieron los vicarios judiciales de las diócesis de Chillán, Temuco, Los Ángeles, Villarrica y Valdivia y además, algunos profesionales del ámbito judicial de la iglesia. Agregó que la actividad posterior fue para dar mayor realce y visibilizar lo que hace el Tribunal Eclesiástico para que los fieles conozcan la tarea en este ámbito.

“La primera actividad estuvo enfocada a los vicarios judiciales para tratar un tema relevante de la reforma que se refiere al proceso abreviado, que es una novedad y que aún no se aplica en la provincia eclesiástica y, por lo mismo, hay que estudiarlo, compartir y poder implementarlo”, explicó el padre Claudio.

Entre los asistentes a la jornada estuvo el padre Carlos Hernández Cordero, secretario judicial de Temuco, quien indicó que su presencia obedeció a la invitación para participar en “interesante la ponencia sobre la reforma de las causas matrimoniales, que es proceso breve que ha establecido el Santo Padre para este tipo de causa y acompañar el inicio del año judicial en Concepción”, agregando que en Concepción funciona el tribunal regional y que en las diócesis restantes de la provincia funcionan los vicarios judiciales diocesanos, siendo diócesis sufraganias dependientes de Concepción.

El padre Mauricio Meza, vicario judicial de Valdivia, manifestó que el encuentro en Concepción fue un momento interesante para la fraternidad, para compartir las experiencias respecto a los servicios de la justicia de la diócesis, especialmente en lo relativo a las nulidad matrimonial, dialogar, ver cómo acercar la justicia a la gente que pide el Papa Francisco y hacer más expedito el proceso.

“La reforma busca la simplificación del proceso de nulidad matrimonial actual, primero, el acercamiento de la justicia a la gente, y también la agilidad del proceso y en este caso, hay falta de personal cualificado en las diócesis, importante sería que quienes lideren los equipos tengan la licenciatura en derecho canónico y además, en el equipo pueden participar laicos con debida calificación como abogados”, comentó.

Los vicarios indicaron que actualmente, las diócesis sufraganias (Chillán, Los Ángeles, Temuco, Villarrica y Valdivia) inician las causas de nulidad matrimonial en las diócesis y posteriormente son enviadas al tribunal a Concepción, donde se hace el proceso y se sentencian.

En esta oportunidad, se contó con la presencia del Padre Lukasz Tcaczyk, sacerdote de la diócesis de Lublin, Polonia, quien realiza estudios de doctorado en España. Su participación responde a la invitación que le extendió el Padre Claudio Alarcón, ya que se conocieron durante los estudios que ambos realizaron en la Universidad de Pamplona, en ese país. El sacerdote expuso aspectos generales de la reciente reforma procesal dirigida a los operadores judiciales en el proceso abreviado. “Se refiere a presupuestos y criterios inspiradores de la reforma y las nuevas normativas, que ha dispuesto el Papa Francisco. El primer criterio de la reforma es la celeridad de los procesos, pero por un factor sencillo, ya que en varios lugares duraba mucho tiempo, por la poca diligencia de los operadores jurídicos o por dificultades a las pruebas, citar los testigos”, explicó el especialista.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 15/03/2017

 
Galerías Fotográficas