/
/
/
/
/
/
   
Mons. Fernando Chomalí:
“Este proyecto es un matrimonio para toda la vida”

Con ocasión del Día Internacional del Síndrome de Down, la Fundación Isabel Aninat y la Universidad de Chile convocaron al seminario “Los desafíos en materia de discapacidad intelectual en Chile: Autonomía, apoyo e inclusión”. Monseñor Fernando Chomalí, Arzobispo de Concepción y presidente del Área de Comunicaciones, abrió la conferencia presentando la Lavandería Industrial 21.
Martes 21 de Marzo del 2017
  
La actividad, que se lleva a cabo durante toda la mañana del martes 21, tiene por objeto debatir en torno a los principales retos, déficits y propuestas para el desarrollo de un sistema de protección integral a los derechos de las personas con discapacidad intelectual en el país.

Enrique Alcalde Undurraga, presidente del directorio de la Fundación Isabel Aninat, al iniciar las reuniones, agradeció la presencia de Monseñor Chomalí y destacó la lavandería como “un ejemplo de lo podemos hacer en el futuro de Chile”.

El presidente de la Fundación llamó a poner los esfuerzos en instalar el tema de la discapacidad intelectual en un lugar de relevancia en la agenda de las autoridades, parlamentarios y de la comunidad nacional: “A pesar de que la discapacidad intelectual ha sido un tema silencioso, hay varias entidades de la sociedad civil que lo han tomado en sus manos para visibilizarlo y buscar avanzar en reformas legales para lograr una institucionalidad inclusiva y efectiva” detacó.

Agregó que Chile debe “cambiar la mirada para pasar de relación asistencialistas a dar verdaderas oportunidades a estas personas con capacidades diferentes. Chile cuenta con una respuesta relativamente coherente cuando las personas con discapacidad son niños, pero cuando crecen y se convierten en jóvenes primero y adultos después, la situación cambia: los padres envejecen, los hermanos adquieren responsabilidades laborales y familiares. Es en esta etapa cuando hay que darles a esas personas oportunidades permanentes e insertarlos laboralmente cuando eso es posible”.

Inmediatamente después de estas palabras, y como una forma de comprobación de que esta idea es posible, el Arzobispo de Concepción y presidente del Área Pastoral de Comunicaciones expusoel 6 de septiembre del año pasado cumplió dos años, y que se encuentra ubicado en el centro de la ciudad penquista. La presentación comenzó con los rostros de quienes trabajan en la Lavandería Industrial 21, hombres y mujeres de entre 25 y 35, con Síndrome de Down.

Monseñor Fernando Chomalí relató que la lavandería comenzó en 2014 con 11 trabajadores y 0 kilos de ropa, el 2015 contrataron a 5 trabajadores más, el 2016 a 4, y este 2017, 1 más. De todos ellos ahora hay seis trabajando en otros lugares. La clientela la encabezan clínicas y hoteles, y hoy pueden con orgullo decir que se lavan cerca de 90.000 kilos de ropa al año, un promedio de 400 kilos diarios.

El Arzobispo contó que una vez que comprobaron que el negocio funcionaba, él hizo una declaración solemne a los padres de quienes trabajan allí: “En este proyecto no hay divorcio, es un matrimonio para toda la vida, ustedes pueden faltar pero sus hijos van a tener seis horas diarias en un lugar seguro. Estamos trabajando muy responsablemente para garantizarlo, pero para eso necesitamos lavar bien la ropa” señaló.

“Mucha gente ha ido a verlo, porque este proyecto suscita mucha simpatía. Yo me siento muy contento porque en los Hechos de los Apóstoles, dice que los primeros apóstoles ‘sucitaban simpatía en todo el pueblo’. Yo les digo a la gente que trabaja en el arzobispado: nosotros tenemos que suscitar simpatías no con la sonrisa, sino con hechos concretos” finalizó.

Fuente: Prensa CECh





CECh, 21/03/2017

 
Galerías Fotográficas