/
/
/
/
/
/
   
Se efectuó dedicación de Parroquia Natividad de María de Lolol

Obispo de Rancagua destacó que el aporte del Estado ha permitido reconstruir casi el 80 por ciento de los templos destruidos por el terremoto en la región.
Viernes 24 de Marzo del 2017
  
Los rezos de los lololinos fueron escuchados y este 24 de marzo, el obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goci Karmelic, llegó hasta esa comunidad para dedicar el templo, hoy reconstruido.

A esta ceremonia acudió el intendente Pablo Silva, parlamentarios, autoridades comunales, sacerdotes y laicos.

La Parroquia Natividad de María construida en 1915 sufrió graves daños durante el terremoto del 27F de 2010, y aunque pasaron más de siete años para que esta fuera consagrada, el proyecto contempló su reconstrucción prácticamente idéntica a la original. Hoy, los lololinos están felices por este acontecimiento que les permitirá dejar la capilla de emergencia que ocuparon durante todo este tiempo.

En la oportunidad, monseñor Alejandro Goic, agradeció en nombre de la Iglesia católica, de la Diócesis de Rancagua, al gobierno anterior y actual, a las autoridades de este y el anterior parlamento, a las autoridades regionales, provinciales y alcaldes por el apoyo que “nos ha permitido reconstruir casi el 80 por ciento de los templos de la región; si no hubiera sido por las leyes que se aprobaron, habría sido imposible. Detrás de cada templo hay mucho trabajo, por ello quiero pedir la bendición de Dios por esta belleza que hoy contemplamos”, señaló mientras que la luz todavía estaba apagada para iniciar los ritos de dedicación.

Al mismo tiempo, el obispo de Rancagua saludó a los hermanos sacerdotes de la diócesis, al provincial de los estigmatinos, padre José y a todos los padres estigmatinos quienes se han hecho cargo de esta parroquia desde hace muchas décadas y, recordó con especial cariño al padre Miguel Angel Acevedo (Q.E.P.D.), “quien soñó con este día y estoy seguro desde la gloria nos contempla. También al padre Roberto Vera que ha contribuido en estas tareas”.

Monseñor Goic llamó –durante su prédica- a vivir la palabra, el pensamiento y la acción de Jesús, que es el proyecto del reino que Él vino a traer y con ello podemos construir una nación de hermanos. Enfatizó que “cuando nos unimos en la construcción de los templos es un signo, cuando nos unimos para ayudar a los afectados por los incendios ese es el Chile que queremos, donde los privilegiados siempre deben ser los más pobres”.

Señaló “hermanos y hermanas este es un hermoso templo, signo del esfuerzo de tantas personas, seguiremos trabajando en cada capilla y parroquia para amar y servir y mostrar que los creyentes creemos en el pensamiento y palabra de Jesús para servir a la comunidad”.

Luego siguió la dedicación con la invocación de santos, la consagración del templo, la unción del altar, momento en que se iluminó el templo y resonó un gran aplauso de alegría y gozo por volver a la casa del Señor.

Fuente: Comunicaciones Rancagua


Rancagua, 24/03/2017

 
Galerías Fotográficas