/
/
/
/
/
/
   
Fieles de Doñihue reciben con gozo su nuevo templo

Tras años de espera, los feligreses de Doñihue fueron testigos y protagonistas de la ceremonia de dedicación de su nuevo templo.
Viernes 31 de Marzo del 2017
  
Un ícono para la comunidad, ubicado frente a la plaza, el templo -que es la edificación de mayor altura de la comuna- siempre ha sido una referencia para los habitantes de Doñihue y sus visitantes. Pero los daños que sufrió para el terremoto de 2010 fueron tan graves que hizo imposible su restauración. Es que la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced de Doñihue data de hace más de 100 años, por ello se hicieron dos estudios de factibilidad para reconstruirlo y no demolerlo. No obstante, “ambos arrojaron resultados negativos”, enfatizó su párroco Patricio Cavour.

En ese sentido, el párroco explicó que “el templo antiguo va a quedar en el recuerdo, pero vamos a comenzar a construir nuevos recuerdos en un nuevo templo”. Nueva edificación que fue dedicada este 31 de marzo, a las 10. 30 horas, en una ceremonia presidida por el Obispo diocesano monseñor Alejandro Goic Karmelic.

A la ceremonia acudieron las principales autoridades de la Región, encabezadas por el intendente Pablo Silva Amaya, la gobernadora de Cachapoal, Mirenchu Beitía, los diputados Ricardo Rincón, Felipe Letelier y José Luis Castro, consejeros regionales, el alcalde Boris Acuña, entre otros. Además, de gran presencia de la comunidad, empresarios y sacerdotes de la diócesis. En la ocasión se hizo un reconocimiento a quienes colaboraron con esta obra.

Fue una espera larga, que significó muchos trámites y trabajo, pero finalmente consiguieron que la aprobación del proyecto por parte del Gobierno Regional, que entregó fondos por más de mil 500 millones de pesos. La obra contempló la demolición y reconstrucción del templo, de las oficinas, del campanario y del oratorio; además, de la reparación de la casa pastoral y del velatorio.

La nueva construcción conserva el espíritu de la edificación anterior, pero en una arquitectura diferente, que estuvo a cargo del arquitecto Ricardo Valdés. Así se mantuvieron las formas las ojivales, las columnas, el tamaño y la altura del templo, pero se estilizó más.

Luego de entregar las llaves al párroco, el Obispo Goic dio paso a los ritos de dedicación al interior del templo, cuya patrono la Virgen de la Merced fue entronizada en una ceremonia realizada en la víspera de la inauguración.

Fuente: Comunicaciones Rancagua


Rancagua, 31/03/2017

 
Galerías Fotográficas