/
/
/
/
/
/
   
Con una Eucaristía la Iglesia de Magallanes celebra las Glorias Navales

Autoridades civiles y militares y más de un centenar de fieles se reunieron durante la mañana del domingo 21 de Mayo en la Iglesia Catedral de Punta Arenas para celebrar una Eucaristía por las Glorias Navales.
Domingo 21 de Mayo del 2017
  
La Misa fue presidida por el Obispo de la Diócesis, Monseñor Bernardo Bastres Florence, a la celebración asistieron el Intendente de la región de Magallanes Jorge Flies, el alcalde de Punta Arenas Claudio Radonich, el fiscal regional Eugenio Campos, jefes de las Fuerzas Armadas y de Orden y la comunidad que rinde homenaje a los héroes del 21 de mayo de 1879.

En su homilía Monseñor Bernardo Bastres señalo: “El pasado mes de Abril, los Obispos de Chile al final de nuestra Asamblea Plenaria, por medio de la declaración: “Cristo Resucitado es nuestra paz”, hemos invitado a superar “la grave crispación del debate social y político, especialmente en este año electoral…”

Mirando a nuestro héroe de Iquique, que no sólo es ejemplo de marino abnegado, trabajador, buen compañero, responsable y honesto. Ha sido un buen esposo y padre de familia, ciudadano humilde y comprometido con los destinos del país. Prat es el marino que descubrió en la inmensidad del océano el llamado del Señor de dar la vida por el bien de la Patria y la libertad soberana de sus compatriotas.

1.- Prat nos enseña a saber respetar a las personas y las instituciones.

Esto significa, dice el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, que todos, debemos trabajar por el reconocimiento y el respeto de la dignidad de la persona, para ello debemos velar por la tutela y la promoción de sus derechos fundamentales e inalienables, de tal manera que solo así podamos construir el ansiado bien común.

A la luz de este principio fundante de toda convivencia social, hemos señalado los Obispos, que nos preocupa el clima beligerante y el fuerte tono que se apodera del debate político, sobre todo en este tiempo de elecciones, donde no nos deberíamos dejar “provocar por un ambiente de agresión y descalificación que cierra sus puertas a toda confianza. Que la consigna rápida y populista no sustituya los argumentos de fondo, ni que el cálculo desplace a los valores”.

2.- Prat, hombre creyente, nos invita a vivir la probidad y la transparencia.

A diferencia de lo vivido por Arturo Prat, nuestra sociedad se ha ido secularizando, lo que se ha traducido en el progresivo abandono de Dios y de todos los valores que nacen del Evangelio y poco a poco se van quitando los signos religiosos, y celebramos nuevas edificaciones y mejoras de nuestra sociedad sin invocar la bendición de Dios. Ya lo sostenía Papa Benedicto XVI: “el auténtico problema en este momento actual de la historia es que Dios desaparece del horizonte de los hombres y, al apagarse la luz que proviene de Dios, la humanidad, se ve afectada por la falta de orientación, cuyos efectos destructivos se ponen cada vez más de manifiesto”.

En una pequeña obra sobre Prat, del Contra-Almirante Edmundo González, sostiene: “Prat también honrado en el trajín del día a día. Puntilloso al extremo, particularmente con el uso de los fondos públicos… Durante sus labores de espionaje, descuenta cada peso que no obedezca a un estricto cometido oficial, sea el mero pago de una propina o el simple recorte de su barba, y rinde inmediata cuenta de los gastos incurridos apenas retorna a la Patria”.

Ciertamente, nuestra fe cristiana, nos debería ayudar a vivir esta probidad y transparencia, como sucedió en Prat, que “honrado en sus convicciones cristianas, religiosidad manifestada en su relación estrecha con Dios Padre como elemento fundamental de su existencia. Espiritualidad no exenta de expresiones externas, como lo atestigua el escapulario de la Virgen del Carmen.”

Chile, nuestra Armada y demás Instituciones, sin la fe cristiana perderían su identidad, lo que privaría a las futuras generaciones haber conocido a Jesucristo y su buena Noticia.

Nuestra Señora del Carmen, Estrella de Chile y Faro luminoso que alumbra los oscuros caminos del mar, bendiga y acompañe a nuestra Armada, a sus hombres y a sus familias, para que siempre sientan la protección y el auxilio de nuestra Madre Celestial”. Concluyó el Obispo.

Fuente: Comunicaciones Punta Arenas


Punta Arenas, 21/05/2017

 

Documentos
- Homilìa
Galerías Fotográficas