/
/
/
/
/
/
   
Papa llama a “comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos” este domingo 28:
Iglesia de Chillán celebra 51ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Una invitación a promover las buenas noticias, realizó el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, con motivo de la 51ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (JMCS) que la iglesia universal celebra este domingo 28 de mayo bajo el nombre de “Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos", mensaje con el que este año el Papa Francisco centra su llamado a los medios de comunicación.
Viernes 26 de Mayo del 2017
  
En este sentido el pastor diocesano al tiempo de felicitar y valorar la labor que cumplen los comunicadores sociales de Ñuble, señaló que “en un contexto donde hay tantas malas noticias, donde hay tanta inquietud, donde muchas veces los mismos medios de comunicación se convierten en instrumentos de incertidumbre en el mundo de hoy, es bueno recordar que como cristianos estamos llamados a hacer buena noticia”, sostuvo.

Invitó a “rescatar lo hermoso del Reino de Dios y a cultivar la esperanza en medio de la desesperanza, ser agentes de alegría y no dejarnos llevar por el pesimismo, y sobre todo, hacer una oración especial para que el Papa Francisco como cabeza de nuestra Iglesia, sea siempre también un testigo de esa esperanza y de esa verdad que nos proclama cada vez que nos habla”, indicó el obispo, recogiendo el mensaje que el Santo Padre extendió este 2017 para la 51ª JMCS, quien señala que “me gustaría con este mensaje llegar y animar a todos los que, tanto en el ámbito profesional como en el de las relaciones personales, «muelen» cada día mucha información para ofrecer un pan tierno y bueno a todos los que se alimentan de los frutos de su comunicación”.

- Mensaje completo

De igual modo el Papa Francisco enfatiza que “es necesario romper el círculo vicioso de la angustia y frenar la espiral del miedo, fruto de esa costumbre de centrarse en las «malas noticias» (guerras, terrorismo, escándalos y cualquier tipo de frustración en el acontecer humano). Ciertamente, no se trata de favorecer una desinformación en la que se ignore el drama del sufrimiento, ni de caer en un optimismo ingenuo que no se deja afectar por el escándalo del mal”, sostiene agregando que “quisiera contribuir a la búsqueda de un estilo comunicativo abierto y creativo, que no dé todo el protagonismo al mal, sino que trate de mostrar las posibles soluciones, favoreciendo una actitud activa y responsable en las personas a las cuales va dirigida la noticia. Invito a todos a ofrecer a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo narraciones marcadas por la lógica de la «buena noticia»”.

Cabe recordar que la JMCS se viene celebrando en la Iglesia desde 1967 y fue instituida por expresa voluntad del Concilio Vaticano II. Se conmemora en numerosos países, por recomendación de los obispos del mundo, el domingo anterior a la fiesta de Pentecostés.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 26/05/2017

 
Galerías Fotográficas