/
/
/
/
/
/
   
En Huaqui, Los Ángeles:
Presidente de la CECh encabezó retiro anual del presbiterio de la Diócesis de Chillán

Una semana enriquecida con experiencias de comunión fraterna y recogimiento espiritual, fue la que vivieron los sacerdotes de la Diócesis de Chillán en su tradicional retiro, que este 2017 de manera excepcional se realizó en junio, y no en marzo cuando se inicia cada nuevo año pastoral.
Viernes 09 de Junio del 2017
  
El encuentro se desarrolló desde el lunes 05 hasta hoy viernes 09 de junio en la Casa de Retiro del Verbo Divino de Hualqui, al interior de la comuna de Los Ángeles, y contó en esta oportunidad con el acompañamiento del obispo castrense, Mons. Santiago Silva, actual Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), quien fue el encargado de la prédica del retiro.

Monseñor Silva destacó que se trató “de una semana de encuentro con el Señor, y de encuentro con uno mismo. Esta experiencia es algo mutuo, en el sentido de que uno no va a entregar… uno también va a recibir, entonces fueron cinco días con hermanos sacerdotes en donde todos juntos vamos creciendo en la fe, vamos tratando de discernir lo que el Señor nos pide para una mejor evangelización, y vamos creciendo como personas. Se crean ambientes bonitos, donde la fraternidad se vive con mucha intensidad, y todos salimos renovados, no por el predicador, sino porque el Espíritu se hace presente en medio nuestro”, sostuvo.

El obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, explicó que “la temática del retiro nos condujo por los pasajes más importantes de la Sagrada Escritura que hablan sobre el ministerio del sacerdote, reconociendo que nos sólo somos enviados para ser presbíteros, sino que somos llamados para formar un presbiterio, donde la fraternidad es fundamental. Don Santiago Silva nos invitó a construir en nuestras parroquias y distintas comunidades, ‘casas de Jesús’ donde el Evangelio sea lo más importante”, subrayó.

Para cada presbítero estos ejercicios espirituales tienen por sentido profundizar su encuentro con el Señor en la oración y la reflexión, convocados por un compromiso ministerial y una necesidad personal, para que así puedan revitalizar sus vidas y su acción evangelizadora en las distintas comunidades de nuestra Iglesia Diocesana donde les corresponde servir.

En el día de finalización del retiro, los sacerdotes concelebraron una misa en la capilla de la casa, oficiada por el pastor diocesano, donde primeramente se agradeció al Señor por la experiencia comunitaria, y también se renovó el espíritu y la vocación sacerdotal en el encuentro con el Señor.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 09/06/2017

 
Galerías Fotográficas