/
/
/
/
/
/
   
Valdivia:
Congreso Diocesano Educación, Familia y Vocaciones

El 9 de junio se desarrolló el Congreso Diocesano Educación, Familia y Vocaciones, que bajo el lema “A la vida, a la fe y al amor” reflexionó sobre los cambios que experimenta tanto la escuela como la familia, y la importancia en el acompañamiento de jóvenes y niños.
Lunes 12 de Junio del 2017
  
Más de 90 profesores, directores y orientadores de diferentes comunas se dieron cita el viernes 9 de junio en el Congreso Diocesano Educación, Familia y Vocaciones, que se realizó en el Instituto Salesiano de Valdivia.

Este congreso quiso abordar la reflexión en torno a la importancia de comprender los cambios que ha vivido y viven tanto la familia como la escuela, en este sentido la reflexión giró en torno a la inclusión, el discernimiento personal, la identidad y el acompañamiento de los estudiantes.

Al respecto monseñor Ignacio Ducasse, Obispo de Valdivia, señaló que esta es “una instancia de aprender, de compartir, de mirar hacia adelante teniendo presente las experiencias que ha habido, y en base a esto revisar el trabajo que se ha realizado y al mismo tiempo mirar como este binomio, colegio y familia se tienen que unir y formar una alianza para caminar juntos hacia el descubrimiento vocacional de cada uno de los jóvenes y niños, entendiendo vocación no solo como vocación religiosa sino la vocación como el plan que Dios tiene para cada uno de los jóvenes y niños de nuestros colegios.”

Durante la primera parte de la jornada se realizaron dos ponencias, la primera a cargo de Rafael Silva, Director del Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile, quien abordó la relación entre familia y escuela, y como favorecer esta alianza para un acompañamiento de nuestros alumnos en el desafío de ser persona y cristianos a la vez. La segunda estuvo a cargo de Arllet Krause, Directora de la Escuela de Psicología de la Universidad de la Frontera, y que fundamentalmente profundizó sobre todo en la etapa de la adolescencia, la inclusión, y en la necesidad de formar colegios capaces de acompañar estos procesos de búsqueda de identidad personal desde la aceptación de la diversidad.

Para la profesora, el “desafío de la inclusión, en general, es involucrarse, significa que yo me vinculo y conecto con ese otro y soy capaz de escuchar un punto de vista o una posición distinta y de valorar esa distinción como parte de la relación”.

La segunda parte de la jornada se desarrolló durante la tarde y se centró en el compartir de diversas experiencias tanto de colegios confesionales como no confesionales en la asignatura de religión y en las áreas pastorales, esto con el fin de reflexionar sobre buenas practicas que pudiesen ser utilizadas en otros establecimientos. El día finalizó con una eucaristía presidida por monseñor Ignacio Ducasse Medina en la capilla del Instituto Salesiano de Valdivia.

Para el Director del Área de Educación del Obispado de Valdivia, presbítero Edison Díaz, la jornada fue todo un éxito, tanto en convocatoria como por el nivel de los diferentes expositores quienes en palabras del presbítero “han estado a la altura de lo que esperábamos, y han sido ponencias que nos han dado mucha luz y esperanza en este camino de la educación”.

Algo central que se extrae de la jornada es la importancia que sigue teniendo la educación cristiana, las clases de religión, siendo algo muy vigente por la dimensión humanizante que revela la persona de Jesús, que como señala Rafael Silva, “el acercarse a la persona de Jesús, acercarse a su enseñanza, nos acerca a lo mejor de Jesucristo, que es su capacidad de incluir a las personas, de querer a las personas, de dialogar con las personas, de ir al encuentro de las personas”.

Esta experiencia no agota la necesidad de encuentro y de diálogo, desafía a ir generando mayor cantidad de espacios que permitan la conversación entre todos, y que como indica Rafael Silva, sean espacios en los que podamos “hablar con libertad, con mucha libertad”.

También hace presente la necesidad de activar las redes con las que se cuenta, como las universidades, al respecto Arlett Krause reconoce que este tipo de actividades son “tremendamente importantes y debiesen ser más frecuentes, pues si hay comunidades que necesitan apoyo y formación, son las educativas que hoy en día tienen enormes exigencias para tratar distintos temas para los cuales no necesariamente están preparados y actualizados. Creo que las universidades estamos al debe en vinculación, una real que en el fondo es hacer transferencia de conocimiento.”

Fuente: Comunicaciones Valdivia




Valdivia, 12/06/2017

 
Galerías Fotográficas