/
/
/
/
/
/
   
En Colegio San Vicente de Chillán:
Encuentro Diocesano de Acólitos 2017 reunió a niños y jóvenes de Ñuble

Fueron cerca de 35 niños y adolescentes de distintas comunidades parroquiales de la provincia, los que participaron durante todo este martes en el "Encuentro Diocesano de Acólitos 2017”, cuyo lema inspirador este año fue [i]“El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí, y yo en él” (Jc 6, 56).[/i]
Martes 18 de Julio del 2017
  
El encuentro, realizado en dependencias del Colegio San Vicente, fue organizado por la Fraternidad de Seminaristas de la Diócesis de Chillán, en colaboración con el Departamento de Pastoral Vocacional. En esta oportunidad se expusieron temas de formación y se realizaron actividades de esparcimiento que contribuyeran a la comunión entre los acólitos de la diócesis.

“La jornada se basó en dos temas: la vocación y la eucaristía. Para el primer caso, sirvió para que los jóvenes fueran descubriendo su vocación, para que con esa vocación que ellos descubren, logren ser felices y puedan ayudar al más necesitado hacia su comunidad. El segundo tema apuntó a que ellos tomaran la importancia de cómo Jesús se manifiesta a través de ese pancito humilde que nos da y de ese vino que se convierte en sangre”, explicó Felipe Ponce, de la Parroquia Nuestra Sra. de Guadalupe de Quiriquina, y quien con apenas 19 años y en su segundo año de formación, fue uno de los seminaristas encargados de la organización.

Las edades de estos acólitos y monaguillos, van desde muy pequeños hasta algunos jóvenes que ya están cursando su educación superior. A los más niños se les motiva principalmente en su servicio al altar; mientras que a los mayores, que ya están viviendo un proceso de discernimiento dentro de su vida personal, se les muestra también la opción a la vida consagrada al sacerdocio.

El Encuentro Diocesano de Acólitos 2017, concluyó con una procesión por las calles de la ciudad desde el colegio hasta la Catedral, para finalizar con una eucaristía que fue presidida por el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, quien valoró la gran participación de los monaguillos, destacando el “hecho que se compartió con ellos nuestro Programa para acompañar a los acólitos y a las servidoras, ya que queremos también que las niñas, sin asumir como acólitas, pero si en un servicio espacial a la comunidad, puedan ofrecer sus talentos femeninos también”, sostuvo.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 18/07/2017

 
Galerías Fotográficas