/
/
/
/
/
/
   
Obispo Óscar Blanco Martínez consagró a dos nuevos Presbíteros
“Ordenación Sacerdotal es una Aurora de Esperanza para la Iglesia de Calama”

Viviano Bustos Bustos y Rubén Valderrama Venegas se consagraron este sábado como nuevos sacerdotes para la Iglesia de Calama, luego de recibir el Orden de los Presbíteros de manos del Obispo Óscar Blanco Martínez en celebración realizada en el Templo Catedral San Juan Bautista de la capital de la Provincia El Loa.
Domingo 23 de Julio del 2017
  
La emotiva celebración en la que participaron de manera especial monseñor Guillermo Vera Soto, actual obispo de Iquique, principal motivador de estas vocaciones loinas, sacerdotes de la diócesis, formadores del seminario, diáconos, religiosas, familiares e invitados especiales fue el corolario de un largo proceso de formación de los ordenados, desde el nacimiento de su inquietud vocacional, su participación en parroquias, hasta sus estudios en el Seminario Mayor San Pedro de San Bernardo.

Fue esta historia de vocación hacia la vida consagrada y la misión que desde ahora asumen al servicio de Dios y en esta Iglesia que peregrina en el desierto, la que el Obispo Óscar Blanco Martínez reseño en su homilía junto a la Parábola del Buen Pastor, para resaltar el llamado al que están permanente invitados los que dicen sí al Señor y consagrarse como pastores, “en la Iglesia y actuar en nombre de Jesucristo Buen Pastor y cabeza de su Iglesia (…) presbíteros para ser servidores del pueblo de Dios. Participaran así de la misma misión de Cristo, maestro, sacerdote y rey, para cuidar a su grey”.

Enseguida y recordándoles que el anuncio de la Palabra es esencial, el Obispo Blanco les recordó “el núcleo y centro vital de su ministerio es sin duda la “Eucaristía”, memorial sacramental de la muerte y resurrección de Cristo, éste es el medio y fin del sacerdote. El sacerdote hace de la Eucaristía el momento central de cada día y el deseo más profundo y eficaz de querer estar con él”…al celebrar la Eucaristía recuerda esa hermosa recomendación que hacía Santa Teresa de Calcuta a los sacerdotes: “Celebra la misa como si fuera tu primera misa, tu única misa y la última que tuvieras que celebrar”…celébrala y aliméntate de ella, manifestó.

Monseñor Oscar Blanco, también se refirió a este acontecimiento como un regalo y don misericordioso de Dios para la Iglesia de Calama “La ordenación de dos sacerdotes en el seno de nuestro presbiterio significa una aurora de esperanza, porque nuestras comunidades esperan con ansias que a través de sus pastores puedan ser guiadas hacia donde está la vida verdadera”, dijo.

Más adelante el Obispo, expresó que a Viviano y Rubén les corresponde ser sacerdotes en tiempos difíciles en un mundo de rápidos cambios y cada vez más secularizado.

“Una sociedad que cada vez tiene menos capacidad de asombro, donde las personas corren el riesgo de perder su propia identidad y quedar como aturdidas ante tantas voces y reclamos. Donde desde los medios de comunicación social imponen al individuo no sólo la moda, la bebida tomar o la canción a escuchar, apuntó.

Agregó, “Se nos impone también los hábitos, las costumbres la ideas, los valores y estilos de vida. Donde en nuestra sociedad, niños, niñas, ancianos, considerados “descartables”, como insiste el papa Francisco, margina a los que “incomodan” porque según ellos no son dignos de vivir”.

Finalmente y recurriendo a la última declaración del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal, invito a Viviano y Rubén “con más fuerza que nunca, anunciar a Jesucristo como el único que puede ser guía definitivo del ser humano. Sólo desde él podemos aprender cual es la manera más humana de vivir la vida”.

Viviano Bustos Bustos y Rubén Valderrama Venegas se mantendrán por ahora acompañando a las comunidades de las Parroquias Nuestra Señora de la Merced y Asunción de la Virgen respectivamente, sectores en los que fueron determinados para vivir la experiencia parroquial junto a los Párrocos José Luis Plaza y Jorge Jorba.

La Iglesia de Calama vivirá una nueva jornada de regocijo, el próximo viernes 4 de agosto a las 18 horas cuando en el Templo de San Pedro de Atacama, el diácono en tránsito, Andrés Ruíz González también reciba el Orden de los Presbíteros, convirtiéndose así en el tercer sacerdote que se suma este año al clero diocesano de la Diócesis San Juan Bautista.

Fuente: Comunicaciones Calama


Calama, 23/07/2017