/
/
/
/
/
/
   
Bendición del salón Diácono Luis Díaz en la capilla de la hacienda San Pedro en las afueras de Copiapó.

Diácono fallecido en noviembre de 2015 acompañaba esta comunidad, perteneciente a la parroquia San Francisco.
Martes 25 de Julio del 2017
  
Acompañada del Obispo de Copiapó, Mons. Celestino Aós, la comunidad de la capilla San Pedro celebró la misa y posterior bendición del salón "Diácono Luis Díaz", el pasado 20 de agosto.

La misa congregó a cientos de fieles pertenecientes a la comunidad cristiana de la hacienda San Pedro y de la parroquia San Francisco de Copiapó, de la que forma parte. En la asamblea estaban también la esposa y la hija del diácono Luis Díaz, quien falleciera el noviembre de 2015, tras un accidente carretero cuando él, junto al obispo, religiosas, sacerdotes y un laicos, volvían de un viaje.

En su homilía, el Obispo se refirió a la importancia de la vida que se desarrolla en torno a la capilla. "Venimos a la capilla a aprender a vivir", afirmó, y recordó que Jesús "nos invita a hacer el bien a todos, también al que nos trató mal, debemos hacer el bien, vivir la alegría". Al final de la misa, el Obispo dejó como regalo su casulla, "para que se acuerden de rezar por mí, para que yo sepa vivir mejor".

Bendición del salón

Después de la eucaristía, se realizó la bendición e inauguración del salón multiuso, que lleva por nombre "Diácono Luis Díaz", en homenaje a don Luis, querido diácono que acompañaba esta comunidad.

En la oportunidad, el Obispo y el párroco, P. Fabrizio Restante, agradecieron a todos los involucrados en el proyecto, y recordaron a don Luis como el hombre comprometido y cariñoso que era, preocupado de la comunidad y siempre atento.

Después del tradicional corte de cinta, los presentes entraron al salón, donde compartieron una rica y abundante convivencia.

Fuente: Comunicaciones Copiapó


Piedra Colgada, 25/07/2017

 
Galerías Fotográficas