/
/
/
/
/
/
   
Multitudinaria bienvenida al decanato San Pedro de la Costa

El sábado 29 de julio, la comunidad “Cristo Rey” de Teodoro Schmidt fue sede de las celebraciones por el nuevo decanato que agrupará a cinco parroquias de en esta nueva zona.
Martes 01 de Agosto del 2017
  
Este es el quinto decanato de nuestra diócesis y está conformado por las comunidades “Inmaculada Concepción” de Boroa, “Nuestra Señora del Pilar” de Puerto Domínguez, “Sagrado Corazón de Jesús” de Puerto Saavedra, “Cristo Rey” de Teodoro Schmidt y “San Antonio” de Toltén.

En esta histórica ocasión Mons. Francisco Javier Stegmeier, obispo de Villarrica dedicó un cariñoso saludo a las comunidades esperando que “este sea el inicio de grandes actividades pastorales que una a todas estas parroquias para evangelizar con más fuerza. Más ahora que esperamos la especial visita del Papa Francisco que nos animará a la extensión del Evangelio”. Además, el pastor diocesano instó a los fieles a seguir comprometidos con la labor pastoral de sus parroquias y de su decanato. Adelantando una de las tareas que tendrán las comunidades: La elaboración de un plan pastoral decanal en comunión con las Orientaciones Pastorales (OO.PP) de la Diócesis de Villarrica, las que a su vez siguen el caminar de la Iglesia latinoamericana y la Santa Sede.

El Padre Ramón Pérez, párroco de Teodoro Schmidt y decano de San Pedro de la Costa, compartió sus impresiones y esperanzas a partir del nombramiento de este nuevo decanato. “Hoy es un día de fiesta para nuestra diócesis, esto se venía conversando hace muchos años y ahora se ha tomado este acuerdo de hacer un nuevo decanato. Decisión que no solo se tomó del punto de vista geográfico y jurídico, sino que también obedece a una realidad de la costa. En este día quiero saludar a los niños a los jóvenes, a los animadores campesinos y a los distintos agentes pastorales que hacen que día a día se extienda el Reino de Dios por todos los lugares. Y de manera muy especial quiero saludar a las Hermanas Misioneras Catequistas de Boroa y las Hermanas de la Santa Cruz presentes en Toltén, congregaciones presentes en nuestro nuevo decanato”.

En un ambiente festivo y colmado de fieles de las cinco parroquias, se celebró una Santa Misa llena de signos. Primero con la lectura del decreto otorgó Mons. Stegmeier al nuevo decanato y también al nombramiento de su primer decano. Posteriormente, los fieles fueron testigos de un importante paso para don Héctor Leiva, quien en compañía de su esposa Juanita, recibió el rito de admisión al diaconado permanente.

La presentación de los dones también fue un momento especial en el cual representantes de cada parroquia ofrecieron principalmente los alimentos característicos de sus comunas de origen. También hicieron especial esta Eucaristía el animado canto del coro y los sonidos instrumentales a cargo de los hermanos mapuches, dando por cierto la identidad que tendrá este decanato que une el mundo campesino, mapuche y de la costa.

Hoy la tarea será seguir trabajando juntos por el caminar pastoral de las parroquias de la costa. El decano agregó que “somos llamados a eso a colaborar también en el gobierno pastoral de Mons. Francisco Javier y en esta realidad concreta de servir en las periferias. Todos los sacerdotes que trabajamos estamos muy contentos de hacerlo… Y por eso les invitamos a que ustedes también sean muy cooperadores con sus parroquias en esta nueva parte de la historia de nuestra diócesis”.

Representando a su parroquia Inmaculada Concepción de Boroa, el Padre Octavio Manquepán también dirigió un fraternal saludo a las cinco parroquias. Invitándoles a que “sigan confiando en el Señor y que sigan renovando la esperanza a pesar de los problemas del mundo. Siempre con Cristo saldremos adelante”.

Al finalizar la actividad los fieles se reunieron para compartir un almuerzo en el Colegio Cristo Rey, celebrando la gratitud y fraternidad que desde hoy los une como zona costa.

Fuente: Comunicaciones Villarrica


Villarrica, 01/08/2017

 
Galerías Fotográficas