/
/
/
/
/
/
   
Multitudinaria expresión de fe en Huechuraba

El cardenal de Santiago, Ricardo Ezzati, llegó este domingo hasta la parroquia Nuestra Señora de los Pobres, para presidir la misa en conmemoración a la Virgen del Carmen y bendecir la primera piedra del futuro Santuario en gratitud a la Madre de Chile.
Jueves 03 de Agosto del 2017
  
A pesar que los termómetros marcaron temperaturas muy bajas, acompañado de un tibio sol, cientos de personas llegaron hasta la parroquia Nuestra Señora de los Pobres, para agradecer a la Patrona de Chile tantos favores y así, renovar junto a ella, la virtud de cuidar a nuestra patria.

Tras un entrada de la imagen de la Virgen del Carmen en andas, llena de música y colores, hasta el templo principal, el Arzobispo de Santiago, en su homilía, señaló de entrada que "hoy celebramos esta solemnidad de la Madre y Reina de Chile, aquella que puso a su Hijo como la esperanza en medio de nuestro caminar y en medio de nuestras vicisitudes. La Virgen Santísima es el regalo más grande que Dios ha hecho a nuestra patria".

Continuó diciendo que "María se fió de Dios y nos enseña que Ella antes de que entrara en su seno, ya había engendrado al Hijo de Dios en su corazón. La fe es la que permite que Jesús se encarne en la vida de cada uno de nosotros. La fe es la que permite que nuestra vida humana, sujeta al pecado, se vaya transformando en una vida semejante a la de su Hijo", dijo.

Al cierre de su exhortación, el pastor agregó que "María nos enseña a ser hijos de Dios, a mirar a aquel que está a nuestro lado, a aquellos que encontramos todos los días en nuestro peregrinar, cando encontramos en la calle a un pobre que tiende la mano, a un extranjero que viene a buscar amor y acogida, a alguien que está viviendo en la miseria de la droga o el alcoholismo y nos pide que vayamos más allá y dejemos de mirarnos a nosotros mismos", enfatizó.

Tras la homilía, parte de los equipos pastorales de la parroquia, regaló a cada una de los cientos de personas, un Escapulario como un gesto de gratitud hacia la Madre de Chile, para luego al cierre de la eucaristía, invitarlos a un costado de la parroquia, lugar donde se está construyendo el futuro Santuario Nuestra Señora de los Pobres, espacio en el que el Arzobispo de Santiago, bendijo y colocó la primera piedra de este hermoso proyecto que irá en ayuda de toda la comunidad parroquial.

Todo culminó con una solemne y animada procesión, a cargo de distintos grupos folclóricos, compuestos por jóvenes y adultos, quienes en compañía del cardenal Ricardo Ezzati y toda la multitud, caminaron y evangelizaron distintos sectores que rodean a la parroquia, despertando el interés de decenas de vecinos.

El párroco Julio Díaz, por su parte, expresó que lo de hoy, "ha sido un momento de fiesta muy grande y la presencia del cardenal le ha dado un ambiente especial y ha convocado mucha gente. En nuestro peregrinar en el día de hoy, ha estado muy presente la vida del pueblo chileno, de los migrantes, que se traduce en el servicio y ayuda de los más pobres". Respecto del futuro Santuario, añadió que "poco a poco se ha ido haciendo, dedicado a la Virgen de los Pobres, pobres de espíritu y bienes materiales.
Será un gran signo y una gran luz para muchos de la Zona Norte y de la Iglesia de Santiago", sostuvo.

Mercedes Galaz, catequista y coordinadora de la parroquia, en tanto, manifestó también su alegría por todo lo ocurrido en la Solemnidad de la Virgen: "No hay cómo explicar todo lo que hacemos hoy. Es maravilloso todo esto, encuentro muy bonito y acogedor que le bailamos a nuestra Virgen. Además que venga el cardenal es más maravilloso aún y es una gracia de Dios, porque él es quien guía todas estas actividades y que haya venido a bendecir el Santuario es también un alago", concluyó.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 03/08/2017

 
Galerías Fotográficas