/
/
/
/
/
/
   
Homilía Cardenal Ezzati en Misa Beato Óscar Romero

Homilía del Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati Andrello, sdb, Enviado Extraordinario del Papa Francisco en la celebración del nacimiento de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, Beato y Mártir.
Martes 15 de Agosto del 2017
  
Al iniciar su mensaje, el cardenal Ezzati señaló: "El Papa Francisco, al nombrarme su Enviado, escribe: "Ya se cumplen cien años del nacimiento del beato Oscar Arnulfo Romero, obispo y mártir, ilustre pastor y testigo del Evangelio, decidido defensor de la Iglesia y de la dignidad del hombre. Hijo de la amada tierra de El Salvador, habló a la gente de nuestro tiempo de la obra salvífica de nuestro Señor Jesucristo y de su amor hacia todos, especialmente hacia los pobres y descartados. Tanto en su vida sacerdotal como en el comienzo de su ministerio episcopal experimentó un singular camino espiritual, que lo llevó a propagar la justicia, la reconciliación y paz".

Añadió el Enviado Especial de Su Santidad: "El Papa ha tenido la bondad de enviarme como su Legado personal, para representarlo en este acontecimiento eclesial que los convoca en este día de júbilo. Uds. saben tanto como yo, que él tiene un afecto muy grande por esta tierra "que lleva e nombre del Divino Salvador"1, y saben también, de su reiterado deseo de que el martirio de Mons. Romero no deje de dar frutos abundantes de comunión eclesial, de reconciliación y solidaridad entre los salvadoreños, a fin de edificar una sociedad justa y noble. Mucho es lo que Uds. han sufrido; difíciles las circunstancias que tienen que seguir enfrentando. Es demasiado valiosa la vida de cada salvadoreño como para no superar la violencia homicida con "la violencia del amor"2. En esta esperanzada lucha por la vida, el Papa está con ustedes, los exhorta a humanizar y a compartir con equidad el desarrollo de su país y les envía su bendición apostólica".

Mártir de la Esperanza

"La figura de Mons. Romero no se explica sin esta "virtud", es decir, sin la fortaleza divina que acompaña el martirio. Hay mártires que lo son por causa de la fe, "en odio a la fe"; otros lo son por causa de la caridad; otros, y especialmente en nuestro Continente Americano, lo son por causa de la justicia. Es legítimo preguntarse: ¿habrá mártires que lo sea por causa de la esperanza? La esperanza es la más humilde de las virtudes teologales. Pero, no puede haber fe teologal, si no se tiene ante los ojos el punto de llegada de la vida humana y de la creación, es decir: la tierra nueva y los cielos nuevos", señaló el cardenal Ezzati.

Por eso el obsipo terminó expresando: "Coherente con estas reflexiones, me atrevo a decir que el Beato Mons. Romero es un mártir de la Esperanza. Lo es para los más pobres del Continente, lo es para nuestra querida Iglesia, lo es para los que luchan por la justicia, la reconciliación y la paz que, con cariño renovado, ya lo llama "San Romero de América". El Beato Romero es un santo de la Esperanza".

A continuación el enlace para descargar la homilía completa en formato PDF y MP3

- Homilia Cardenal Ricardo Ezzati - Misa Celebración Natalicio 100 Óscar Romero - PDF

- Homilia Cardenal Ricardo Ezzati - Misa Celebración Natalicio 100 Óscar Romero - MP3

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


San Salvador, 15/08/2017