/
/
/
/
/
/
   
En la Solemnidad de la Asunción CONFERRE Concepción celebró la Vida Consagrada

En el contexto de la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, se realizó la celebración eucarística con que religiosas y religiosas de la Iglesia de Concepción, vivieron el Día de la Vida Consagrada.
Miercoles 16 de Agosto del 2017
  
La celebración se desarrolló en la capilla del monasterio de Las Carmelitas, con presencia de monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción y numerosas religiosas de distintas congregaciones que sirven pastoralmente en la Iglesia local.

En su homilía, Monseñor Chomali agradeció el servicio de los consagrados y consagradas. “¿Qué sería de sería de la Iglesia de Concepción sin ustedes? Los veo en los amplios campos de la Iglesia, en el ámbito educacional, en el ámbito en el servicio a los más necesitados, en el ámbito en el acompañamiento juvenil, recorriendo, en Arauco, puerta por puerta; en el ámbito de la oración; sin las hermanas del Carmelo y sin las hermanas Trinitarias, la Iglesia de Concepción sería otra Iglesia. Tengo un sentimiento de agradecimiento muy grande hacia cada uno de ustedes y de modo especial a todas las personas que han venido de lejos, que literalmente han dejado todo”, afirmó.

Agregó que “la verdad es que la Iglesia haría muy poco sin ustedes. Ustedes son como una luz, según el Papa Francisco, porque donde están, manifiestan una Iglesia viva”. En tanto, destacó que el dogma de la Asunción de la Virgen fue proclamado por Pío XII, después de una muy amplia consulta, en 1946. “La Virgen fue preservada del pecado original y, en ese sentido, esta solemnidad confirma que fue la primera redimida. Esta solemnidad es una fiesta que a todos nos da mucha esperanza”, dijo, añadiendo que el celo pastoral de la Virgen está más vigente que nunca. “La Virgen está llena de Dios; es una mujer que sale de sí misma y lo primero que genera es alegría y nosotros estamos llamados, como discípulos de Cristo, a generar alegría. La razón de ella es que la Virgen creyó. Y hoy, si hay una crisis en la sociedad, es una crisis de fe y es un don de Dios que hay que cultivar”.

Concluyó su reflexión, pidiendo “al Señor que fortalezca nuestra fe, nuestra esperanza y, con ello, se fortalecerá nuestra caridad hacia el mundo que tanto lo necesita”.

Durante la celebración eucarística y en la presentación de los dones, se llevó al altar un cuadro representativo de la Visitación y, al término de la misa, cada congregación recibió un cuadro similar, que fue entregado por Monseñor Chomali.

El Hno. Carlos Henríquez, agustino, que preside CONFERRE Zonal Concepción, recordó “que es muy importante el servicio que todos los religiosos y religiosas prestamos en esta diócesis y felices de hacerlo en colegios, parroquias, hospitales, hogares y cárceles, en nuestros propios carismas”.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 16/08/2017

 
Galerías Fotográficas