/
/
/
/
/
/
   
Festividad de la Asunción de la Virgen en Aysén

La joven Iglesia de Aysén, al celebrar esta fiesta religiosa, sumó el agradecimiento a Dios por varios aniversarios eclesiales que se cumplen este año.
Jueves 17 de Agosto del 2017
  
Con una solemne Eucaristía en la fiesta de la Asunción de la Virgen María al cielo, la Iglesia de Aysén celebró un día de intensa oración y comunión con todos los sacerdotes, diáconos, religiosas y numerosos fieles que repletaron la catedral de Coyhaique.

Durante la mañana el Padre Obispo Luis Infanti animó un motivador discernimiento sobre las opciones pastorales más significativas que marcaron la Iglesia de Aysén desde sus inicios (años 1930), las opciones actuales y sus proyecciones para ser una Iglesia misionera y profética en la desafiante realidad religiosa, social, cultural y política actual.

Fue la oportunidad para unir en una fiesta eclesial, varios aniversarios que recurren este año en la Iglesia de Aysén:

80 años de la Orden Siervos de María en Aysén;
75 años de la creación de la Parroquia de Coyhaique;
60 años de las Siervas de San José en Aysén;
30 años de las Hijas de Santa María de la Providencia en Aysén;
30 años de la creación del Liceo Juan Pablo II en Coyhaique;
20 años de los primeros diáconos casados en Aysén;
20 años de publicación del boletín “Puentes de Aysén”
30 años del fallecimiento del P. José Fogliatto (Siervo de María)
20 años del fallecimiento del P. Antonio Ronchi (Guanelliano).

Durante su homilía el P. Obispo Luis expresó: “este día es de alegría y esperanza… como Iglesia queremos reconocer que las maravillas de Dios han sido fecundas al recordar a personas que han sido significativas en nuestra Patagonia… ellas, con sus testimonio han anunciado la Buena Noticia de Jesús y su Evangelio”. Revisando la historia puede comprobarse que: “El Espíritu de Dios ha estado actuando de acuerdo a los tiempos vividos y damos gracias a Dios por esos diferentes rostros valientes y serviciales que estamos llamados a testimoniar siendo misioneros, profetas y a realizarlo de acuerdo a nuestras capacidades. Si queremos ser fieles discípulos de Cristo estamos llamados a escuchar la voz del Espíritu”.

En memoria de Mons. Cazzaro

A su vez, por el fallecimiento del tercer obispo de Aysén Mons. Bernardo Cazzaro, osm. (1964 – 1988) acontecido en Monte Bérico (Vicenza, Italia) el domingo 13 de agosto, oramos por su eterno descanso en reconocimiento agradecido por su fecunda labor pastoral en impulsar una mayor madurez misionera y crecimiento de la iglesia local. Significativo ha sido su compromiso para aplicar las orientaciones del Concilio Ecuménico Vaticano II, impulsando la formación del clero local, el diaconado permanente, la catequesis familiar, los equipos misioneros itinerantes, la creación de comunidades eclesiales de base y nuevas parroquias, la presencia de varias congregaciones religiosas y movimientos apostólicos, el compromiso eclesial en las exigentes realidades socio – políticas de esos años, los medios de comunicación social (especialmente las radios), la animación y coordinación pastoral para una mayor comunión y participación de todos los agentes pastorales.

Al final de la Eucaristía el P. Obispo Luis Infanti hizo entrega a cada uno de los celebrados de un significativo recuerdo.

Con un fraterno almuerzo con todo el personal consagrado y varios laicos con responsabilidades pastorales, culminó el feliz día.

Fuente: Comunicaciones Aysén



Aysén , 17/08/2017

 
Galerías Fotográficas