/
/
/
/
/
/
   
En el marco de la Fiesta de San Lorenzo:
Diáconos de la Diócesis de Chillán y sus esposas vivieron retiro anual

Como todos los años el cuerpo diaconal de la Diócesis de Chillán realiza un retiro espiritual, el que en esta oportunidad se llevó a cabo desde el viernes 11 hasta el martes 15 de agosto en la Casa de Retiros del Liceo Alemán del Verbo Divino, en Huaqui, al interior de Los Ángeles.
Jueves 17 de Agosto del 2017
  
El encuentro se desarrolló en el marco de la fiesta del “Día del Diácono” que celebra a San Lorenzo, primer diácono de la Iglesia de Roma, quien fuera nombrado por el Papa Sixto II en el siglo III y mártir de Jesucristo durante la persecución del emperador Valeriano.

Fueron cerca de 45 asistentes, entre diáconos y sus respectivas esposas, los que participaron de un extenso programa de reflexión que contó con el acompañamiento del obispo Carlos Pellegrin y que culminó en la parroquia de Pinto. “Este año pudimos tener tres días completos de trabajo, en vísperas del 15 de agosto, donde celebramos en Pinto el Día del Diaconado, cuya celebración fue el pasado 10 de agosto, y donde también celebramos la Vida Religiosa en la misma parroquia. Se trata de hombres y mujeres que han dedicado su vida al Señor, sobre todo los diáconos que tienen el orden del Diaconado, son parte del clero y una vez al año requieren también reunirse para hacer oración y renovarse en su misión”, detalló el pastor diocesano.

50 años del diaconado en Chile y 46 en la Diócesis

Este año se cumplen 50 años desde que se inició el diaconado en nuestro país y 46 años desde aquel 6 de noviembre de 1971, en que el Obispo de ese entonces, don Eladio Vicuña A., ordenara a los primeros 8 diáconos de la Diócesis de Chillán.

Este contexto conmemorativo que también fue parte de la jornada, fue el que recordó el Coordinador del Colegio Diaconal de la Diócesis, Edgardo Candia. “Como todo retiro vivimos un reforzamiento espiritual, con una mirada general de lo que es nuestra Iglesia, y también una visión particular de la diocesana, para ver cómo podemos ser mejores servidores para ayudar en lo mejor que podamos en el establecimiento del Reino de Dios acá en la tierra”, indicó el diácono.

Candia adelantó que el próximo 1, 2 y 3 de septiembre en Santiago se celebrarán los 50 años del diaconado en Chile, mientras que a nivel diocesano, se conmemorarán los 46, con una misa el próximo 4 de noviembre en la Catedral.

En la actualidad, dentro de la Iglesia Diocesana son más de una treintena los diáconos permanentes en ejercicio, de los cuales hay algunos que por su avanzada edad ya no cumplen labores pastorales. Son parte del personal consagrado de la Iglesia, pues son ministros que pueden administrar el bautismo, conservar y distribuir la Eucaristía. También están a cargo de la exposición del santísimo Sacramento y de la bendición eucarística. Pueden ser ministros ordinarios de la sagrada comunión, portar el viático a los moribundos; en nombre de la Iglesia, asistir y bendecir el matrimonio, leer la Sagrada Escritura a los fieles, instruir y exhortar al pueblo de Dios, presidir el culto y la oración de los fieles, servir en el ministerio de la palabra al pueblo de Dios, celebrar el culto divino, administrar los sacramentales como pueden ser el agua bendita, la bendición de casas, imágenes y objetos; y por último, presidir el rito fúnebre y la sepultura.

Por tanto, el diácono no es simplemente una persona de ayuda al párroco o al sacerdote, de ahí la preparación espiritual, humana, teológica y filosófica que deba tener previo al ejercicio de su ministerio.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 17/08/2017

 
Galerías Fotográficas