/
/
/
/
/
/
   
Fue bendecida casa de acogida “Contigo en el Camino”

En 1 Norte entre 9 y 10 Oriente se emplaza esta casa administrada por el Obispado de Talca, cuya misión principal es acoger a los familiares de pacientes del Hospital Regional.
Jueves 17 de Agosto del 2017
  
El jueves 17 de agosto se efectuó una sencilla pero significativa ceremonia en que se procedió a bendecir la casa de acogida “Contigo en el Camino”, actividad que contó con la presencia de la directora (s) del Hospital de Talca, Dr. Teresa Brito Obreque; del obispo de Talca, monseñor Horacio Valenzuela Abarca; integrantes del voluntariado del recinto hospitalario; miembros de la Fundación Contigo en el Camino, invitados y el personal que sirve en esta casa.

En la oportunidad el padre Luis Alarcón Escárate, Vicario de Pastoral Social, expresó que esto se daba en el mes en que recordamos la figura de San Alberto Hurtado: “Vivimos tiempos en que la salud de los más necesitados requiere mejor atención, un espacio donde ser acogidos mientras reciben tratamiento en el Hospital de Talca. Por eso hace poco más de un año empezó a conversarse esta posibilidad de poder crear un lugar para que la gente fuera recibida con cariño, pudiera comer y dormir, elementos que hagan más humana la estadía".

En tanto, la doctora Teresa Brito dijo que era muy grato estar inaugurando esta casa, “es una tremenda ayuda a nuestros pacientes y a sus familias. Esto se acrecienta en el contexto de que esta región es una de las que tiene tasas más altas de ruralidad”.

Alivio al sufrimiento

Asimismo, monseñor Horacio Valenzuela expresó que esta obra pone algo de esperanza y buena voluntad en medio de la ciudad, en una sociedad donde todo se compra y se vende.

“Es lindo que existan estos espacios de gratuidad con el único pasaporte de su dolor y angustia, la dificultad para encontrar consuelo. Tanta gente que no solo está sufriendo una enfermedad, sino la pena profunda de una madre que también sufre con la enfermedad de su hijo, ambos son pacientes. Esta casa quiere, de alguna manera, reducir ese dolor. Por eso damos gracias a Dios por esto que bendecimos”, enfatizó el pastor diocesano.

Enseguida el obispo de Talca bendijo la casa de acogida “Contigo en el Camino” y se hizo un recorrido por las instalaciones del inmueble.

Testimonio

María López hace una semana es usuaria de la casa tras ser derivada desde el propio Hospital de Talca, pues su hijo de 10 años se encuentra hospitalizado.

“Estar en esta casa me da una tranquilidad de que puedo estar más tiempo con mi hijo, de verdad para nosotros esto es una gran ayuda. Todos los que venimos acá debemos dar una buena utilización a la casa, la atención es muy buena. Uno se siente acogida porque es como estar en su propia casa. En el Hospital me derivaron para acá para no seguir gastando más plata, ya que viajaba todos los días. Económicamente para uno es un gran alivio”, sostuvo María.

Fuente: Comunicaciones Talca


Talca, 17/08/2017

 
Galerías Fotográficas