/
/
/
/
/
/
   
Mons. Ignacio Ducasse Medina, Arzobispo de Antofagasta: “Mostremos el verdadero rostro de la Iglesia: un rostro del amor y del servicio, del diálogo y la misericordia”

Por primera vez en Chile se entregó el Palio Arzobispal y fue a Monseñor Ignacio Ducasse Medina.
Sabado 26 de Agosto del 2017
  
Más de un millar de personas acompañaron al electo Arzobispo de Antofagasta en la Catedral. “Teniendo presente la tarea evangelizadora de toda la Iglesia y de los desafíos que la cultura y la sociedad de hoy nos exige, comprendo mi servicio episcopal sintetizado en mi lema: ´Proclama la Palabra´”, explicó en su homilía, Mons. Ducasse.

El Arzobispo de Antofagasta le expresó a su actual arquidiócesis: “les pido su disponibilidad y oraciones; yo les ofrezco las mías, para que esta arquidiócesis, en un esfuerzo siempre renovado, escuche, anuncie y sirva, y nos presentemos hoy en medio de nuestra sociedad con el verdadero rostro de nuestra madre Iglesia: el rostro del amor y del servicio, del diálogo y la misericordia”.

La ceremonia religiosa, fue presidida inicialmente por el Nuncio Apostólico, Ivo Scapolo, quien entregó del Palio Arzobispal a Monseñor Ignacio Ducasse Medina. Cabe destacar que es primera vez en Chile que el Palio fue entregado por el Nuncio, esto porque el Papa Francisco tomó la decisión de que se entregara en la diócesis de cada arzobispo.

Posteriormente, a la entrega del Palio, Mons. Ducasse, presidió y celebró la Eucaristía junto a los cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes de distintas diócesis del país.

En la oportunidad también manifestó que: “la Palabra de Dios es lo que deseo proclamar y me comprometo una vez más, ahora entre ustedes, a hacerla resonar en todos los rincones del territorio confiado, a tiempo y a destiempo, con prudencia y valentía, con sabiduría y convicción, con comprensión y pedagogía. Que la Palabra pronunciada edifique la vida de las personas y comunidades, dignifique a los hombres y mujeres de esta tierra nortina y les lleve a dar una respuesta de fe a Dios; a ese Dios, que con su Palabra viva y eficaz, empuja suavemente a una adhesión radical a Él”.

Además agradeció a Monseñor Pablo Lizama Riquelme, “hay una persona que hace dos años creía haber terminado su carrera, pero el Señor y la Iglesia le hicieron correr un par de años más. Hoy esa persona ha entregado el báculo pastoral a este nuevo arzobispo como el bastón de relevo en la posta evangelizadora que todos debemos correr en las pistas de esta tierra nortina. Hoy podemos decirle que, ha corrido la carrera, que ha llegado a la meta y no solo ha conservado su fe, sino que ha confirmado en la fe a este pueblo que lo ha llegado a conocer y querer como verdadero padre. Gracias Mons. Pablo Lizama”.

Mensaje de Mons. Lizama

Durante esta liturgia Monseñor Pablo Lizama Riquelme, entregó un mensaje a la comunidad antofagastina, donde indicó: “después de 13 años, dejo la región, a la cual estaré ligado por siempre, incluso al poner mi nombre tendré que incluir con mucho agrado “Arzobispo Emérito de Antofagasta”.

También dedicó unas palabras a Mons. Ignacio Ducasse, “estoy contento con su designación. Nos conocemos hace ya muchos años y no tengo la menor duda que será un buen Arzobispo y a quien le deseo todo éxito en la viña del Señor. Que el paso de los hermosos lagos del sur de Chile, a la hermosura del desierto del norte, hagan en él la síntesis del hombre de Dios”.

Fuente: Comunicaciones Antofagasta


Antofagasta, 26/08/2017

 
Galerías Fotográficas