/
/
/
/
/
/
   
En templo Catedral
Iglesia en La Serena manifiesta cercanía con hermanos Migrantes

Con celebración eucarística junto a colonias extranjeras residentes en la zona, se finalizó programa de actividades del Mes de la Solidaridad.
Miercoles 30 de Agosto del 2017
  
El templo Catedral se llenó de colores la tarde de este miércoles 30 de agosto. Y es que las banderas de las diferentes colonias extranjeras que residen en La Serena y sus alrededores, fueron el ambiente propicio para la especial celebración eucarística con la que se dio por finalizado el programa de actividades del Mes de la Solidaridad en la Arquidiócesis.

Es así que junto a hermanos de diversas nacionalidades, se celebró la santa Misa presidida por el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo, en compañía del Arzobispo Emérito, Mons. Manuel Donoso, el Vicario de Pastoral, P. Alex Pizarro, el sacerdote nicaragüense, P. Omar Potoy, y el asesor arquidiocesano de la Pastoral de los Trabajadores, diácono Alex Robles. La celebración, en tanto, fue convocada por la Pastoral Social Caritas de La Serena, en conjunto a la Comisión Arquidiocesana que acompaña a los hermanos Migrantes en la zona.

“Tomando en cuenta que el trabajo con nuestros hermanos migrantes es una de las prioridades de nuestras Orientaciones Pastorales Arquidiocesanas, no queríamos dejar de lado en este Mes de la Solidaridad un encuentro con ellos. Por tal razón, los hemos convocado para dar gracias a Dios por todo lo que ellos han aportado a la cultura de nuestro país, como también por la acogida que han tenido de parte de nuestros compatriotas”, manifestó Patricio Alegre, Director Arquidiocesano de Pastoral Social-Caritas.

En la oportunidad, familias provenientes de Venezuela, Colombia, Haití, República Dominicana, Paraguay, entre otros países, se reunieron en torno a la Mesa del Señor, quienes con gran alegría y esperanza fueron acompañados por gran cantidad de fieles chilenos, manifestando cercanía como hijos de un mismo Dios.

En este sentido, el hermano marista Luis Sanz, religioso de origen español y Asesor Arquidiocesano de la Pastoral con los Migrantes, indicó que “desde hace varios años se han ido desarrollando bastantes actividades de apoyo en la línea pastoral y social con nuestros hermanos migrantes, fundamentalmente animados por las Hermanas del Buen Pastor y la Fundación Madre Josefa. Se pretende seguir profundizando esta labor en diferentes sectores, como por ejemplo Tierras Blancas, La Pampa y Las Compañías, con lugares de acogida, como también en el servicio que realizan las diferentes parroquias gracias al trabajo en conjunto que hemos ido concretando”.

De la añoranza a la gratitud

Posterior a la santa Misa, los presentes participaron de un compartir fraterno en el patio del Arzobispado de La Serena, donde conversamos con María José Olivero, proveniente de Venezuela y que hace casi un año llegó a nuestro país. Si bien al comienzo reconoció que la experiencia se torna difícil al estar lejos de su nación de origen, destacó que en Chile “me han acogido muy bien, no tengo nada de qué quejarme. Me han hecho sentir en casa”.

De la misma manera, John Jairo Mosquera, futbolista colombiano que actualmente se desempeña como delantero en Club Deportes La Serena, previo a la Eucaristía sostuvo que “junto a mi esposa nos hemos sentido muy bien aquí, especialmente por el buen recibimiento que nos ha manifestado la gente, lo que es muy importante para nosotros, especialmente si venimos de un país lejano”. En tanto, su compañero de equipo Jorge Aquino, defensa paraguayo que lleva casi 11 años viviendo en Chile y en donde ha logrado formar una linda familia junto a su esposa chilena, indicó que “la experiencia en su gran mayoría ha sido muy buena, por lo que me da mucha alegría participar por primera vez en esta Misa con quienes venimos del extranjero”.

Fuente: Comunicaciones La Serena


La Serena, 30/08/2017

 
Galerías Fotográficas