/
/
/
/
/
/
   
Comunidades mercedarias celebran a San Ramón Nonato con la bendición de madres embarazadas

En la Basílica de la Merced, en el centro de Santiago, se celebrará la eucaristía principal en este día de San Ramón Nonato, la que será presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago.
Jueves 31 de Agosto del 2017
  
Como todos los años los mercedarios y la Iglesia Universal celebra este 31 de agosto a San Ramón Nonato, religioso de nuestra querida Orden de la Merced.

En este día invitamos a la comunidad a acompañar esta celebración y dar gracias a Dios por el don de la vida y de quienes están por nacer. Invitamos especialmente a las madres gestantes y futuras madres por medio de la adopción que desean encomendarse a la intercesión de San Ramón Nonato para pedir por sus hijos. En esta misa se imparte una bendición especial de las futuras madres uniéndonos en la oración por ellas y sus hijos por intercesión de San Ramón.
Compartimos los horarios de la celebración en nuestras comunidades mercedarias a lo largo del país:

Basílica de La Merced celebrará esta fiesta con la eucaristía y bendición de las 19:30 horas del 31 de agosto, celebración que presidirá el Cardenal Ricardo Ezzati Andrello, Arzobispo de Santiago.
Parroquia Nuestra Señora de la Merced del Salto, eucaristía a las 19:30 horas.
Parroquia Nuestra Señora de la Merced de Melipilla 19:30 horas.
Capilla Santa Rosa Esmeralda, 02 de septiembre, a las 18:00 horas
Capilla San Ramón Nonato (Campo Lindo), 02 de septiembre, a las 18:00 horas.

Parroquia Nuestra Señora de la Merced de Concepción eucaristía y bendición a las 10:00, 12:00 y 19:00 horas.
Chillán, misa en la Capilla San Ramón Nonato a las 20:00 hrs.
Victoria, Capilla Hospital Victoria a las 11:00 horas Eucaristía con Matronas y Funcionarios de Maternidad. (Se invita a las mamitas que estén embarazadas a recibir la Bendición de sus vientres)
A las 19.00 hrs. Capilla San Ramón Nonato, ubicada en Calle Bandera 240, Población Club Hípico. EUCARISTIA Y BENDICIÓN de las Mamás embarazadas.

Parroquia Nuestra Señora de la Merced de San Felipe comienza a las 19,00 horas con la Adoración al Santísimo como corresponde cada jueves, Eucaristía a las 19,30 horas, posteriormente bendición de vientres maternos en gestación y las manos de las matronas.
Parroquia Nuestra Señora de la Merced de Quillota eucaristía y bendición a las 19:00 horas.
Iglesia La Merced de Valparaíso eucaristía y bendición a las 19:30 horas.

En este tiempo, en que en nuestro país, el Tribunal Constitucional ha estimado que la despenalización del aborto en tres causales no contraviene la Carta fundamental que consagra el derecho a la vida del que está por nacer, la Iglesia y los mercedarios reafirmamos en esta celebración del 31 de agosto y en la bendición de madres gestantes, que como señalan los obispos en su declaración "Siempre al servicio de las personas y la vida", que "nuestra opción por la vida se traduce en redoblar nuestro esfuerzo para seguir acompañando a las mujeres que viven situaciones límite en su embarazo, a las que deciden continuar con él y a las que piensan que el aborto es una solución. La Iglesia, pueblo de Dios al servicio de todos, particularmente de los más débiles, siempre ofrece sus manos y extiende su abrazo de servicio a todas las personas que necesiten paz, amparo, apoyo y consuelo".
El derecho a la vida

“Asistimos hoy a retos nuevos que nos piden ser voz de los que no tienen voz. El niño que está creciendo en el seno materno y las personas que se encuentran en el ocaso de sus vidas, son un reclamo de vida digna que grita al cielo y que no puede dejar de estremecernos. La liberalización y banalización de las prácticas abortivas son crímenes abominables, al igual que la eutanasia, la manipulación genética y embrionaria, ensayos médicos contrarios a la ética, pena capital, y tantas otras maneras de atentar contra la dignidad y la vida del ser humano. Si queremos sostener un fundamento sólido e inviolable para los derechos humanos, es indispensable reconocer que la vida humana debe ser defendida siempre, desde el momento mismo de la fecundación. De otra manera, las circunstancias y conveniencias de los poderosos siempre encontrarán excusas para maltratar a las personas” (Aparecida 467).
Que la valentía de San Ramón nos impulse a comprometernos en la defensa de la dignidad y de la vida de las personas mediante una conversión sincera que nos haga testigos del evangelio de la vida.

San Ramón Nonato

NONATO es el nombre con que se le conoce y distingue a San Ramón en recuerdo de su milagroso "nacimiento". Se cuenta que a finales del siglo XII, en Portell en Cataluña, cuando su madre había muerto, el pequeño Ramón fue extraído del vientre de la difunta por iniciativa de un familiar. Cuando todos creían que también había muerto, se encontraron con el prodigio que estaba vivo. Y entonces lo llamaron NONATO que significa "no nacido" al modo natural sino sacado del vientre de una madre difunta. Y así se le conoce hasta hoy.
Ingresó a la Orden de la Merced que había fundado San Pedro Nolasco y dio muestras de un amor extraordinario hacia los cristianos cautivos, lo que le llevó a participar en muchas redenciones. En una de ellas, habiéndose quedado en lugar de otro cautivo en grave de perder la fe, le fueron cerrados sus labios con un candado para que no predicara la fe cristiana ni animara a los cautivos. La prueba la sobrellevó con ejemplar fortaleza siendo ejemplo para los demás. Destaca además de su gran amor a los cautivos, su devoción a la Eucaristía y a la Santísima Virgen. Murió santamente en Cardona y se cuenta que recibió el viático milagrosamente de manos del mismo Jesús.

Nos hace mucho bien este ejemplo de vida cristiana mercedaria. Y, sobre todo, San Ramón NONATO nos ayuda a apreciar el don de la vida humana, a protegerla y cultivarla, a recibirla siempre como un precisado REGALO que Dios nos hace. Es maravilloso tener vida y tenerla en abundancia como es la vida nueva que Jesús nos comunica en el Bautismo y en los demás sacramentos.

Invitamos a las celebraciones eucarísticas a toda la comunidad, especialmente a las madres gestantes o futuras madres por medio de la adopción, que desean encomendarse a la intercesión de San Ramón Nonato.

Fuente: Comunicaciones Provincia Mercedaria de Chile


Santiago, 31/08/2017

 
Galerías Fotográficas