/
/
/
/
/
/
   
Perteneciente a la parroquia de Carén
Comunidad de Colliguay agradece a Dios por reconstrucción de su capilla

El templo ubicado en el sector precordillerano de la comuna de Monte Patria, había sufrido serios daños provocados por el terremoto del 2015 que afectó a la zona. A casi dos años de ello, la comunidad vuelve a tener su espacio de encuentro con el Señor, ocasión en que, además, 16 niños y niñas recibieron el Sacramento de la Primera Eucaristía.
Sabado 02 de Septiembre del 2017
  
En un hermoso día soleado, propio de los fértiles valles del Limarí, la comunidad “Ntra. Sra. del Carmen” de Colliguay, perteneciente a la parroquia “Ntra. Sra. de las Mercedes” de Carén, se congregó para recibir este 2 de septiembre al Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo Salinas, quién en compañía del diácono permanente Juan Carlos Verdejo, administrador parroquial del sector, presidió la Eucaristía en la que se bendijo el restaurado templo, que había sufrido serios daños provocados por el terremoto del 16 de septiembre de 2015 que afectó principalmente a la región de Coquimbo. Destacar, además, que en la ocasión, 16 niños y niñas recibieron el sacramento de la Primera Eucaristía, en compañía de sus familiares y amigos.

En este sentido, la coordinadora de la comunidad, Nolvia Fuentes, manifestó que “estamos muy felices por el momento que hemos vivido el día de hoy. El terremoto afectó mucho a nuestro templo y gracias a la ayuda de particulares, vecinos y nosotros como comunidad, pudimos lograr la ansiada reconstrucción. Quiero destacar a don Vicente Toledo, quien donó toda la madera que se ocupó en el interior, a Víctor Araya, quien contribuyó con los equipos de amplificación, y a los feligreses que trabajamos organizando diversas actividades para juntar el dinero requerido para la mano de obra y otros detalles”.

Por su parte Teresa Echeverría, mamá de Nizea Fuentes, quién recibió por primera vez el Cuerpo y la Sangre de Cristo, expresó su alegría por este hermoso momento. “Es una emoción muy grande como mamá poder ver que el día que volvemos a ocupar nuestro templo, mi hija haya recibido por primera vez la comunión. Es un avance tanto como familia católica a la que pertenezco y también como comunidad. Los monitores y catequistas han estado presente en toda la preparación y deseo de todo corazón que sigan contribuyendo en la obra evangelizadora de la Iglesia”, destacó.

Fuente: Comunicaciones La Serena


Carén- Colliguay , 02/09/2017

 
Galerías Fotográficas