/
/
/
/
/
/
   
Pongámonos en los zapatos de los Migrantes

En el Día de los Migrantes, el padre Pedro Nahuelcura, Director de Pastoral de Movilidad Humana del Obispado de Valparaíso hizo un llamado a ponernos en los zapatos de los migrantes, especialmente de los niños.
Domingo 03 de Septiembre del 2017
  
Mucha alegría y colorido reinaba en la Parroquia Inmaculado Corazón de María donde se efectuó la Eucaristía por el Día Nacional del Migrante. Familias provenientes de varios países latinoamericanos y europeos estaban presentes. El coro estaba compuesto por migrantes haitianos y por los profesores que les enseñan español.

La Eucaristía se inició con el ingreso del Padre Pedro Nahuelcura, Director de la Pastoral de la Movilidad Humana del Obispado de Valparaíso, quien era acompañado por diáconos. El padre Pedro señaló que en esta parroquia se recibe a todos los migrantes ya que, como nuestra madre, ella los acoge con mucho cariño. Las lecturas fueron efectuadas por migrantes provenientes de Haití, Colombia y Venezuela.

En su homilía el Padre Pedro Nahuelcura señaló que nuestra región se caracteriza por ser una zona de migrantes. “Tenemos un espíritu de migrantes. Hoy nos enfrentamos a una nueva migración, la de nuestros hermanos latinoamericanos, pero también llegan europeos. Hay mucho aporte de los migrantes, gracias a ellos hemos avanzado mucho. Por eso, es necio el que se pone racista o xenófobo. Si creemos en Dios y nos decimos discípulos de Cristo no podemos tener faltas de caridad y, sobre todo, falta de humanismo”.

Hoy el Papa Francisco nos llama a iniciar una Campaña Mundial. El Papa nos urge en la acogida, abrir nuestras puertas del corazón. “Acojamos, aprendamos a reconocernos multifacéticos y multiculturales. El Papa nos invita a acoger y respetar los derechos de todos. Hay cientos y tantos millones de niños migrantes desplazados. Tenemos que ser capaces de acoger al que llega a la orilla de nuestro corazón. El Papa pide que la Iglesia juegue un rol protagónico en la defensa de los derechos de la infancia. Si nosotros tenemos diferencias, que no contagiemos a los niños, que ningún niño se sienta discriminado. Los niños no tienen color ni raza porque no tienen nuestros prejuicios, porque los niños no tienen fronteras”.

“No nos ponemos en los zapatos de los migrantes y no nos ponemos en el lugar de los niños. Trabajemos este año en esta Campaña por la defensa y la promoción de la infancia especialmente de los niños más vulnerables de este país. Hagamos un compromiso para que nadie se sienta extraño a los ojos de Dios”.

En el momento de las ofrendas fueron niños migrantes quienes las presentaron. Al finalizar la Eucaristía, se rezó la Oración del Migrante escrita por Mons. Francisco Valdés S.

En todas las Misas de las comunidades parroquiales se efectuó la Colecta Anual de INCAMI (Instituto Católico de Migraciones), cuyos fondos recaudados van en directo apoyo al trabajo que el organismo realiza diariamente con los cientos de migrantes que acuden en su ayuda.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso


Valparaíso, 03/09/2017

 
Galerías Fotográficas