/
/
/
/
/
/
   
“Hay una sed de crear instancias para propiciar los momentos de oración en comunidad”

El Pbro. Belisario Valdebenito, párroco de la comunidad Santa María Magdalena de Gorbea, realizó una valiosa reflexión sobre la disminución de la participación de los jóvenes y adultos en grupos de Iglesia. Un desafío y oportunidad que también le ha servido para renovar la motivación en los fieles de su parroquia, enfocándose en la riqueza de la oración y como ésta nos une como Pueblo de Dios.
Viernes 08 de Septiembre del 2017
  
El Padre Belisario también aportó en su reflexión que “a veces no les damos los espacios comunitarios de oración, no les enseñamos a rezar… La gente quiere mucho la oración y valora mucho los retiros y jornadas dedicadas a ello. Y eso uno lo ve enseguida, hay una sed de crear instancias para propiciar los momentos de oración en la comunidad.

Hay que darse tiempo para esto, en Gorbea un joven de 22 años que trabaja mucho en los acólitos y como ceremoniero de la parroquia propuso al consejo pastoral para hacer Adoración al Santísimo al menos un viernes al mes, coincidiendo con la Misa dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. La capilla nuestra ya se está repletando hace tres meses. Celebramos la Misa luego tenemos un momento de Adoración al Santísimo y confesiones”.

El presbítero afirmó que el camino es volver a reestablecer el acompañamiento más cercano y “a no caer en el activismo”. Ya que, a veces el exceso de compromisos juega en contra con el tiempo del sacerdote, desviando el foco de estas enseñanzas.

“La gente quiere rezar pero no haya cómo, hay que enseñar la riqueza de los silencios litúrgicos post comunión. Ese es un silencio muy vivo y muy rico para entrar en comunión con Cristo y hay que saber aprovechar esos momentos”, señaló.

Agradecemos el aporte del Padre Belisario y esperamos que Gorbea siga caminando en el encuentro comunitario en la oración.

Fuente: Comunicaciones Villarrica


Gorbea, 08/09/2017

 
Galerías Fotográficas