/
/
/
/
/
/
   
Mensaje en Fiesta Religiosa de Ayquina estuvo centrado en el servicio y defensa de la vida

Vicario General de la Diócesis San Juan Bautista, Pbro. Enrique Olivé presidió Eucaristía principal enfatizando en el compromiso de todo cristiano bautizado se ser discípulo misionero.
Sabado 09 de Septiembre del 2017
  
La alegría, devoción y amor a la Santísima Virgen María, volvió a manifestarse en el pequeño pueblo andino de Ayquina al interior de Calama para celebrar allí la Fiesta Religiosa más importante de la Región de Antofagasta.

Miles de fieles se congregaron como es tradicional en los primeros días del mes de septiembre para rendir homenaje con danzas, alabanzas y oraciones a la Madre del Señor motivados por el lema que este año quiso estar en sintonía con toda la Iglesia Chilena “Peregrino, con Guadalupe de Ayquina, queremos ser una Iglesia que Escucha, Anuncia y Sirve”.

Fue este mensaje el que reseñó en su homilía el Padre Enriqué Olive Turu, Vicario General en la celebración principal de este 8 de septiembre y que recuerda la natividad de la Virgen María.

Estamos llamados a ser una Iglesia que escucha, estando atentos con todos los sentidos a los signos de los tiempos y captar la voluntad de Dios “Debemos tener la sensibilidad abierta por el Evangelio e iluminada por el Espíritu Santo, Como la Virgen María que frente a cada acontecimiento, lo meditaba en su corazón”.

Agregó, Cristo sufriente no está lejos, sino en cada persona y en cada familia que sufre. Este dolor no es ajeno, sino que es parte de la Iglesia, apuntó el Pastor.

Enseguida, el Padre Enrique indicó que la tarea de anunciar no es exclusiva de los sacerdotes, diáconos o religiosas, sino de todo bautizado, “es todo el Pueblo de Dios que debe sentir la fe como una llama que enciende otra llama, de persona a persona”.

Y recordando a los peregrinos y promesantes que llegaron hasta el Santuario les indicó que la alegría de ser discípulos de Jesús, nos recuerda que también nos quiere misioneros.

Más adelante y recordando el rol de Iglesia Servidora, el Padre Enrique Olivé, expresó que son muchos los ámbitos en los que la Iglesia se debe manifestar servidora especialmente en la promoción de valores; en la vida, familia, educación, trabajo , política, arte y cultura. “Cuando nos olvidamos de estos valores en cualquier campo de nuestra vida, personal y comunitaria, estamos alejándonos del Evangelio y haciendo el juego al espíritu del mal que busca la destrucción de la persona humana, de la familia y sociedad”, apuntó.

No al Aborto

El Vicario General destacó en su mensaje el desprecio que se hizo al clamor de muchas comunidades católicas y evangélicas a favor de la vida y en contra del aborto, oportunidad en que se ha hecho creer que con la aceptación de éste, Chile ha ganado, “Podemos estar seguros que Chile, en cambio moralmente a perdido”.

Si nos sentimos llamados a servir a la humanidad tendremos presente que nadie sobra, Ni un recién concebido, ni un enfermo terminal, ni un anciano.

Fuente: Comunicaciones Calama


Calama, 09/09/2017

 
Galerías Fotográficas