/
/
/
/
/
/
   
Se realizó décimo cuarto Te Deum Ecuménico en Catedral de Valparaíso

A esta Liturgia de Acción de Gracias y de Súplicas por Chile asistieron las principales autoridades civiles, eclesiásticas y de las Fuerzas Armadas. Además, se contó con la presencia de pastores y representantes de diversas Iglesias y Comunidades Cristianas hermanas.
Jueves 14 de Septiembre del 2017
  
Con la presencia de autoridades civiles y militares, sacerdotes, pastores y representantes de diversas Iglesias y Comunidades Cristianas hermanas y fieles se realizó el décimo cuarto Te Deum Ecuménico en la Iglesia Catedral de Valparaíso con el que se dio comienzo oficial a las celebraciones Patrias de este año en Valparaíso.

El Te Deum es uno de los principales himnos cristianos, tradicional de acción de gracias. En Chile, esta ceremonia se realiza desde 1811, cuando José Miguel Carrera pidió a la autoridad eclesiástica de la época que se celebrará una Acción de Gracias para conmemorar el primer aniversario de la Primera Junta Nacional de Gobierno.

Este año, el Te Deum Ecuménico fue presidido por Mons. Leopoldo Núñez Huerta Vicario General y Moderador de la Curio del Obispado de Valparaíso quien en la homilía se refirió a varios temas de interés para nuestra sociedad como es la visita que el Papa Francisco realizará a nuestro país entre el 15 y el 18 de enero del próximo año.

““Mi paz les doy” (Jn 14,27). Esa cita de la Escritura constituye el lema con que la Iglesia ha querido marcar la próxima visita a Chile del Papa Francisco, un regalo que confiamos sea fuente de unidad y esperanza para todo nuestro pueblo. En la visita ad limina que los obispos realizaron a comienzos de este año, el Santo Padre ha expresado su gran cercanía hacia este país que conoce y quiere, como también su interés por encontrarse con su gente, con las familias y comunidades. Con gran esperanza, deseamos que este acontecimiento sea un fuerte impulso al reencuentro de esta familia común que somos, a la recuperación de las confianzas y a una mejor convivencia”.

Junto a ello, también señaló que “No podemos silenciar la gravedad que significa la introducción del aborto en la legislación chilena. Pero como comunidades religiosas que servimos a Chile, estos retrocesos no pueden paralizar nuestra misión y servicio al país”.

“Necesitamos líderes consecuentes con los ideales que profesan y siempre dispuestos a dar lo mayor de sí. En la política, en la empresa y el trabajo, en las agrupaciones de diversas creencias religiosas, en las instancias educativas y las organizaciones ciudadanas. No podemos resignarnos a que la capacidad de maniobra en las redes de poder sea la condición que determine a nuestros líderes” agregó.

Sobre las futuras elecciones señaló que “la elección presidencial, legislativa y de consejeros regionales es una relevante oportunidad para hacer explícito nuestro discernimiento. Los ciudadanos y ciudadanas tenemos, no solo un derecho, también moralmente un deber cívico: conocer el Chile que promueven los candidatos en sus propuestas y programas, y contrastar dichas alternativas con el sueño de cada uno de nosotros. La decisión es personal y en conciencia. Pero cada voto es necesario en la construcción del bien común, que no es la simple suma de preferencias o voluntades”.

Finalizó su homilía, pidiéndole al Señor, por intercesión de la Virgen del Carmen, madre de Chile, que este tiempo electoral que se avecina y la preparación de la visita del Santo Padre a nuestro país, sean una oportunidad de caminar hacia el reencuentro. Vale la pena el esfuerzo, por el bien de Chile.

El Te Deum terminó con un esquinazo presentado por el Sindicato de Músicos Profesionales de la Región de Valparaíso y la agrupación de artistas de las Fuerzas Armadas en retiro “AGARFFA”.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso


Valparaíso, 14/09/2017