/
/
/
/
/
/
   
Los Angeles
Monseñor Felipe Bacarreza hace llamado a los cristianos a cumplir mandato misionero en Te Deum

En la oportunidad, además, expresó el dolor por la patria tras la reciente aprobación de la ley de aborto y el frenesí legislativo que separan al país de la ley Dios.
Lunes 18 de Septiembre del 2017
  
Con el llamado a los cristianos a cumplir el mandato misionero de Cristo resucitado«Vayan y hagan discípulos de todos los pueblos», Monseñor Felipe Bacarreza celebró el tradicional Te Deum de acción de gracias por nuestra patria en la catedral de la ciudad de Los Ángeles.

En la ocasión, junto al clero diocesano y la presencia de las máximas autoridades civiles y militares de la provincia de Biobío, obispo de la Diócesis de la Santa María de Los Ángeles, Felipe Bacarreza, expresó en su homilía que a pesar de estar alegres por Chile, hoy “no podemos ocultar, sin embargo, que este año, por primera vez, venimos a celebrar el aniversario patrio con dolor en el alma por la patria”, expresó.

Continuando en sus palabras que “Nos duele la patria, porque vemos que ella ha decidido sacudirse de sus hombros el suave yugo de la ley de Dios y ha preferido adoptar el pesado yugo de la ley humana. Por primera vez se ha adoptado en nuestro sistema legal una ley contraria a la ley de Dios”, en relación a la reciente ley de aborto aprobada el pasado 14 de septiembre.

En su prédica, Monseñor, exhortó a los presentes a preguntarse ¿En qué momento dejó nuestro pueblo de ser cristiano? ¿Quién quitó del corazón de los chilenos el amor a Dios? Todos tenemos culpa y tenemos que pedir perdón, puntualizó.

Asimismo, en su homilía, invitó a los cristianos a seguir luchando para que todos los chilenos se vuelvan a unir respecto al carácter inviolable de la vida humana y a emprender la tarea para unir nuevamente a la patria con Dios. En ese aspecto, destacó tres puntos fundamentales para lograr esta misión, que corresponde, a la misión de Cristo resucitado de hacer discípulos de todos los pueblos.

La primera de ellas, tiene que ver con la instrucción, ya que en el caso de la ley de aborto, por ejemplo, muchos católicos escucharon a quienes “niegan la existencia de un ser humano en el seno materno desde la concepción”, agregando que “no nos hemos preocupado de instruirnos en la doctrina de la Iglesia sobre el aborto”.

La segunda, dice relación con la participación activa en la formulación de la leyes que rigen nuestra convivencia, es decir, en la participación política “Los cristianos no debemos votar nunca más por candidatos ateos o agnósticos que arrastren a todo el país en la negación de Dios, por ello, el principal criterio para decidir por quién votar debe ser que el candidato crea en Dios y respete la ley de Dios”.

En tanto, el tercer aspecto de esta tarea de hacer discípulos de Cristo, es el ejercicio de la misericordia. “No hay anuncio más elocuente de Cristo que el amor fraterno, que adquiere la forma de la misericordia, cuando se dirige a quien está sufriendo, a los más necesitados”, y este ejercicio depende de la unión con Cristo en la oración, en la Eucaristía dominical, en la lectura de la palabra de Dios, acciones que los cristianos deben realizar para no separase de Cristo y cultivar el amor.

En su homilía también, Monseñor Bacarreza, hizo mención al “frenesí legislativo” que está viviendo Chile, al ahora, debatir una ley que permita el matrimonio homosexual; así como, imponer una ideología de género en el país, expresando claramente, que la Iglesia no rechaza a los homosexuales sino que la Iglesia afirma con energía que “ tienen idéntica dignidad que toda otra persona y deben ser respetadas y amadas. Pero con la misma energía enseña que las relaciones homosexuales son contrarias a la voluntad de Dios”.

Finalmente, encomendó la patria a la Virgen del Carmen, bajo cuyo manto protector está Chile desde sus orígenes, orando para que el país “recupere esa identidad que los padres de la patria le dieron”.

Fuente: Comunicaciones Los Angeles


Los Angeles, 18/09/2017

 
Galerías Fotográficas