/
/
/
/
/
/
   
¡A ti Oh Dios!, en Aysén

Cercanos a los 200 años de la proclamación de la Independencia de Chile, glorioso aniversario, nos visitará el Papa Francisco. “¿y con qué Chile se encontrara?”, reflexionó Monseñor Infanti.
Martes 19 de Septiembre del 2017
  
En el templo Catedral de Coyhaique a las 11:00 horas la Iglesia de Aysén, autoridades, civiles, encabezadas por la Intendente, Karina Acevedo Auad; militares y fieles, celebramos el Te Deum presidido por el Padre Obispo Luis Infanti De La Mora para dar gracias a Dios por la patria y sus habitantes. La 1 carta de San Pablo a Timoteo (2, 1-4) que llama a orar por las autoridades, sus habitantes, y el pasaje de Lucas 1, 26-38: “Alégrate llena de gracia, no temas, darás a luz un Hijo…” fueron los escogidos para la ocasión.

La iglesia en la sociedad

El P. Obispo Luis sostuvo: “aunque sea bueno y necesario que en Chile la Iglesia esté separada del Estado, la Iglesia no está separada del pueblo de Chile. Un pueblo de profundos sentimientos, vivencias y expresiones religiosas, a quien las distintas confesiones de fe, en especial la Iglesia Católica, han servido y sirven a nuestro pueblo no sólo en la dimensión religiosa, sino también en lo que esa dimensión proyecta y exige en lo social, en lo político, en lo jurídico, en lo cultural, contribuyendo a la salud y a la belleza del alma de Chile”.

Como el silencio de la Virgen María, escuchar a Jesús

Prosiguió el P. Obispo invitando a colocarnos ante Dios: “Les pediría a todos los presentes que crean en el Evangelio de Jesús, más que en mis reflexiones, pues mis palabras sólo buscan, muy humildemente, interpretar, aterrizar, discernir la Palabra de Dios al Chile de hoy y de mañana. Les pediría que no participen de mis reflexiones sólo con los lentes de la política partidista, donde frecuentemente se privilegia reconocer y alabar como bueno y exitoso lo que uno hace, y desprestigiar y enlodar lo que hace el otro, considerándolo no pocas veces, como adversario y hasta como enemigo… La Patria o Matria es un Patrimonio o Matrimonio que nos une y obliga a TODOS a buscar el bien común, con sabiduría, con generosidad, con altura de miras, donde nadie quede excluido o marginado, y menos herido”.

La violencia en el país

Ante la próxima visita al país del Papa Francisco en enero de 2018, el P. Obispo invitó a meditar “con qué Chile se encontrará” nuestra ilustre visita?.

“Chile está necesitado de PAZ, Son preocupantes los altos índices de VIOLENCIA que hacen sufrir nuestro país” En este tema el P. Obispo Infanti abundó y fue enumerando los distintos ambientes sociales en que se ejerce violencia, desde los hogares hasta varias instituciones.

El Papa Francisco vendrá para recordarnos el mensaje de Jesús “MI PAZ LES DOY”, mensaje más urgente y más necesario que nunca para nuestro pueblo”.

Aysén desea cooperar con la paz

Al finalizar el Obispo expresó: “desde la Patagonia, tierra bendita de Dios, podemos y debemos dar ejemplo de paz, demostrar que otro CHILE es posible, pues en estos años se han dado realizaciones relevantes y significativas en infraestructuras y, en lo humano, en los sectores de salud, de educación, de comunicaciones, de participación ciudadana en la toma de decisiones, en hacer respetar nuestra tierra como Aysén reserva de vida”…
¡ALEGRATE, LLENA DE GRACIA, NO TEMAS, DARAS A LUZ LA VIDA DE DIOS”, que este noble y esperanzador mensaje se haga realidad en nuestra Patria, Matria, como Dios lo realizó en la Virgen María, conscientes que el ser humano no se salva solo, ni con la violencia ni con el poder, ni con el dinero, ni con la tecnología, ni con las ideologías, ni con el consumismo.

Durante la procesión de ofrendas acudió, una familia portando una mesa, símbolo de Chile una mesa para todos; las instituciones de FF.AA, Carabineros e Investigaciones presentaron cada una canastas familiares; jóvenes con una mochila y una guitarra simbolizando la alegría y la aventura de ese grupo etáreo; religiosas presentaron una imagen del Papa Francisco; representantes haitianos presentaron un globo terráqueo y banderitas de los países americanos, todo como símbolo de integración. Este último gesto provocó el aplauso espontáneo de los presentes.

En todas las parroquias y comunidades del Vicariato Apostólico, hubo la celebración en días anteriores, de la hermosa tradición patria: orar en acción de gracias por la patria y sus habitantes.

- Texto completo de la homilía

Fuente: Comunicaciones Aysén


Coyhaique, 19/09/2017

 
Galerías Fotográficas