/
/
/
/
/
/
   
Llamado al encuentro de los chilenos:
Con férrea defensa a la vida obispo presidió Te Deum 2017

La promoción de la equidad, como también del matrimonio entre un hombre y una mujer; el espíritu de unidad que debe primar tras la promulgación de la Región de Ñuble; la participación en las próximas elecciones presidenciales; y la visita del Santo Padre a Chile; fueron algunas de las temáticas del mensaje de este año.
Miercoles 20 de Septiembre del 2017
  
Con una clara invitación a “abrir nuestros corazones para escuchar la voz de Dios”, el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin Barrera, comenzó la tarde del viernes 15 de septiembre el Te Deum de Fiestas Patrias que este 2017 de manera excepcional, se adelantó en dos días a lo que ha sido la celebración tradicional en los últimos años en la Diócesis de Chillán.

En compañía del presbiterio y ante la presencia de diversas autoridades, entre ellas, el gobernador de Ñuble, Álvaro Miguieles; el alcalde Sergio Zarzar; parlamentarios y representantes de las FFAA y de orden, el pastor diocesano hizo un especial llamado a orar por los gobernantes para “que la sabiduría de Dios los libere de toda inclinación a imponer ideas y formas de vida contrarias a la tradición cristiana y republicana”, señaló, frente a la agenda valórica que ha dividido a los chilenos. Agregó que “cuando como Iglesia, en los últimos meses, hemos alzado la voz en defensa de los grandes valores que le dan sentido a nuestra dignidad humana, los mismos que han sido la roca firme de nuestra historia, no siempre nuestra voz ha sido acogida, aún cuando ésta ha sido levantada con el debido tono de respeto y en los contextos apropiados”, indicó, refiriéndose a la misión que siempre ha cumplido la Iglesia basada en Jesucristo y en su Buena Nueva.

Respecto a qué país estamos construyendo, el pastor resaltó que “Chile destaca con ventajas de calidad de vida que atraen a tantos inmigrantes; sin embargo, se mantiene como uno de los países más desiguales del mundo, en urgente necesidad de lograr una mejor distribución de las reservas, que garantice la igualdad de oportunidades”, manifestó en un llamado a la equidad.

Fue en este contexto, donde reiteró su férrea defensa a la vida, luego de la reciente promulgación de la ley de aborto en tres causales. “No podemos dejar de insistir en la importancia de defender la Vida, promoviéndola desde su gestación en el seno de la madre hasta su muerte natural”, haciendo alusión al “frenesí legislativo, que no desea dejar nada para el futuro y apresura la aprobación de leyes, sin darse el necesario tiempo de reflexión para alcanzar buenas decisiones”. En ese sentido también promovió el “carácter nuclear del matrimonio entre un hombre y una mujer, la centralidad de la familia, y el derecho de los hijos a tener el referente masculino y femenino”.

El espíritu de unidad que debe primar ante la Región de Ñuble ya promulgada; la invitación a participar en las próximas elecciones presidenciales con énfasis en la vocación política; y la visita del Santo Padre a Chile con un acento esperanzador para nuestro pueblo, fueron otros de los tópicos de la homilía del Te Deum 2017, el que se tradujo en una oportunidad para elevar nuestra mirada al Señor, como acción de gracias por los dones recibidos y de oración por los desafíos pendientes que conservamos como sociedad chilena. Ese es el sentido del Te Deum de Fiestas Patrias que tradicionalmente la Iglesia celebra en nuestro país cada 18 de septiembre desde 1811.

En la liturgia de acción de gracias que también se desarrolló en las distintas parroquias de la diócesis durante el fin de semana, la Iglesia suplicó al Padre Dios que bendiga y conduzca a nuestra Patria por las sendas de la verdad, justicia y libertad con motivo de conmemorarse los 207 años de Independencia Nacional.

- Texto completo de la homilía

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 20/09/2017

 
Galerías Fotográficas