/
/
/
/
/
/
   
Mensaje pro-vida en el Te Deum 2017

Perdón y unidad fueron palabras centrales en el mensaje que Mons. Francisco Javier Stegmeier dirigió en el Te Deum de Fiestas Patrias en la comuna lacustre. El obispo de Villarrica señaló que “como cristianos pedimos perdón por los niños que no podrán nacer y por los autores de esta ley, rezamos por ellos por sus pecados y el daño provocado”.
Miercoles 20 de Septiembre del 2017
  
Con autoridades atentas y con la participación de los candidatos regionales al Parlamento, el obispo enfatizó que “nuestra lucha debe ser por amor y el amor no solo debe ser por el niño que está por nacer. También debe serlo por la madre, por quienes han legalizado el aborto y por quienes lo practican… En la causa por la vida estamos unidos todos los cristianos, evangélicos y católicos.

El aborto daña a todos. Al niño porque lo mata, a la madre por el trauma que vivirá post aborto que la acompañará hasta su muerte, a quienes lo han legalizado y a quienes lo aplican porque esto los deshumaniza, manchando sus manos y conciencia”.

Al concluir Mons. Stegmeier señaló que “Chile ha adoptado un camino equivocado, se privilegia leyes de protección hacia los animales y por otra parte se aprueba una ley que mata a niños indefensos. Chile se empobrece como Patria con la disminución de la natalidad y se embrutece matando a sus hijos legalmente”.

A la salida del Templo Catedral madres y jóvenes hicieron una manifestación pro vida. En silencio los fieles escucharon los latidos del niño en el vientre de la madre. Lo que provoco la atención y compromiso de los fieles de seguir firmes por el niño que está por nacer.

Fuente: Comunicaciones Villarrica


Villarrica, 20/09/2017

 
Galerías Fotográficas